Salamanca se 'vacía' y pierde 3.089 habitantes en solo un año hasta los 342.459

La capital salmantino, por su parte, cuenta con 148.042 habitantes al perder 1.486 vecinos.

Castilla y León ha perdido a lo largo de 2014 un total de 25.085 residentes, lo que significa el 1 por ciento de la población, que por primera vez en 10 años baja de los 2,5 millones de habitantes y se sitúa en 2.494.790 personas, en niveles similares a los de 2004, según los datos del Padrón hechos públicos este 22 de diciembre por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y recogidos por Europa Press.

 

Según las series anuales del INE, la población fue creciendo en Castilla y León desde el 2000, con una población estimada de  2.479.118 habitantes, hasta el 2010, cuando se alcanzó la cifra de 2.559.515 residentes. A partir de 2010, la Comunidad ha experimentado pérdida de población hasta llegar a los 2.494.790 habitantes registrados en el Padrón conocido este lunes.

  

El descenso poblacional se ha dado en las nueve provincias de la Comunidad y así Ávila se han pasado de 168.825 a 167.015 habitantes (-1.810 residentes) una caída del 1,07 por ciento; en Burgos el descenso ha sido del 1,17 por ciento, de 371.248 a 366.900 habitantes (4.348 menos); en León, la bajada es del 1,03 por ciento, de 489.752 a 484.694 habitantes (5.058 menos) y en Palencia, el descenso poblacional ha sido del 0,79 por ciento, de 168.955 a 167.609 habitantes (1.346 menos).

  

Salamanca ha perdido 3.089 habitantes, una caída del 0,89 por ciento al pasar de 345.548 a 342.459 residentes; en Segovia, la caída es del 1,48 por ciento, al pasar de 161.702 a 159.303 habitantes (2.399 menos); en Soria, el descenso es del 1,14 por ciento y la población pasa de 93.291 a 92.221 habitantes (1.070 menos); en Valladolid, la caída poblacional es del 0,58 por ciento, al pasar de 532.284 a 529.157 habitantes (3.127 menos) y en Zamora la bajada es del 1,5 por ciento al pasar de 188.279 a 185.432 habitantes (2.838 menos).

  

Asimismo, las nueve capitales de provincia de Castilla y León han experimentado un descenso de población a lo largo de este año y así la capital abulense ha perdido 325 habitantes (-0,55 por ciento) y cuenta con 58.933 habitantes; Burgos pierde 1.321 habitantes (-0,74 por ciento) y cuenta con 177.776 residentes y la capital leonesa pierde 1.050 vecinos (-0,80 por ciento) y su población se sitúa en 129.776 personas.

  

La capital palentina ha perdido 471 vecinos, el 0,58 por ciento menos, y cuenta con 80.178 habitantes; Salamanca baja hasta los 148.042 habitantes y pierde 1.486 vecinos (-0,99 por ciento); mientras que Segovia pierde 1.049 habitantes este año (-1,93 por ciento) y su censo se sitúa en los 53.260 vecinos.

  

Igualmente, la capital soriana ha perdido 237 habitantes este año (-0,60 por ciento) y cuenta con 39.516 habitantes; Valladolid se deja este año 2.884 habitantes (-0,93 por ciento) y su censo se sitúa en 306.830 residentes y la capital zamorana pierde 563 vecinos (-0,87 por ciento) y cuenta con 64.423 habitantes.