Salamanca se pone 'a tope' entre sus monumentos para vivir el deporte de moda

Más de un millar de corredores se lanzan por las calles de la capital para vivir los 8 kilómetros de una prueba con gran éxito. Las imágenes, en ESTA GALERÍA

La plaza de Anaya se convirtiĂł en principio y fin de la carrera popular de 8 kilĂłmetros organizada por el programa 'Salamanca a Tope', con el patrocinio de El Corte InglĂŠs, con el objeto de recorrer la Salamanca monumental una vez que el sol dejĂł paso a la luna, en un entorno tan idĂ­lico como la capital charra.

El centro histórico, el Puente Romano, Rector EsperabÊ, calle Compaùía, calle Toro, calle Zamora, San Pablo, plaza de Los Bandos, Cuestan San Blas... son solo algunos de los ejemplos de una carrera que reunió a mås de un millar de corredores que demanda mås circuitos de este tipo, en verano, por la noche y con el escenario ideal como las calles del centro de la ciudad.

El recorrido fue duro, el llamado 'rompepiernas' que establecĂ­a tres categorĂ­as de antemano: niĂąos, profesionales y resto de corredores que pusieron su cuerpo al lĂ­mite en muchas ocasiones para terminar una prueba que merece la pena repetirse y ser protagonista de la misma.

No habĂ­a premios para los ganadores ni se competĂ­a por ser el primero de la clase; se trataba de disfrutar de un entorno idĂ­lico entre las calles de la capital con mĂĄs pĂşblico del esperado animando a cada uno de los corredores que se venĂ­an arriba solo con dejar a un lado la universidad Pontificia, el Puente Romano o la plaza de Anaya.

TRIBUNA tambiĂŠn quiso ser partĂ­cipe de un evento como ĂŠste desde dentro con el objetivo de contar lo que muchos quieren y no pueden; sin duda, el 'running' estĂĄ de moda, y si es por los lugaresn histĂłricos de la capital, mĂĄs todavĂ­a.