Salamanca se inunda: 'recibe' 150 litros por metro cuadrado

Salamanca, Ávila y Extremadura son las zonas de España donde más ha llovido entre los días 4 y 9 de mayo.

Las lluvias acumuladas en este mes de mayo superan los valores normales en buena parte de los observatorios, sobre todo en la vertiente atlántica y en concreto en el suroeste peninsular, aunque no se han producido récord de precipitaciones, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

  

La portavoz de la AEMET, Ana Casals, ha señalado a Europa Press que entre el 4 y el 9 de mayo ha llovido en el conjunto de España un valor medio de 39,6 litros por metro cuadrado, aunque por ejemplo, en Málaga se han acumulado esos días 69,7 litros por metro cuadrado; 95,5 litros por metro cuadrado en Sevilla; 76,3 litros por metro cuadrado en el aeropuerto de Jerez de la Frontera (Cádiz) o 139 litros por metro cuadrado en el Puerto de Navacerrada (Madrid).

  

Además, ha recordado que el mes de abril también fue "muy húmedo", ya que cayó una media de 95 litros por metro cuadrado, un 43 por ciento más de lo normal (65 litros por metro cuadrado), igual que marzo, que también más lluvioso de lo normal.

  

Casals ha añadido que esta situación se debe a la continua entrada de borrascas por el suroeste y por el oeste de la Península, que ha dejado precipitación sobre todo en la vertiente atlántica. Sin embargo, ha destacado que ha llovido menos de lo habitual en el Cantábrico y en el sureste peninsular. "En el sur de las cordilleras ha llovido mucho, frente a la cara norte, donde las precipitaciones han sido escasas", ha comentado, ya que, por ejemplo en la Navacerrada ha llovido mucho mientras que en la cara norte, en Segovia, las precipitaciones han sido escasas.

  

También ha indicado que las zonas donde más ha llovido son Extremadura, Ávila y Salamanca, entre 100 y 150 litros por metro cuadrado.

  

En este contexto, ha añadido que las lluvias acumuladas desde que comenzó el año hidrológico, el 1 de octubre, hasta el 10 de mayo, alcanzan un total de 522 litros por metro cuadrado, lo que supone cerca de un 7 por ciento por encima del valor medio normal para este periodo, que son 486 litros por metro cuadrado.