Salamanca se disputa con Valladolid ser referencia en trasplante combinado de riñón e hígado

Trasplante renal.

Sacyl baraja una de las dos alternativas para implantar esta nueva unidad. El complejo salmantino ya es referencia en trasplante renal desde 1983 y ha afrontado con éxito las operaciones de donante vivo y el implante de páncreas-riñón.

El complejo hospitalario de Salamanca y el Hospital Universitario de Valladolid se disputan la sede de la nueva unidad de trasplante hepatorenal, un nuevo servicio que Sacyl quiere poner en marcha próximamente. Fuentes de la consejería apuntan que todavía no se ha tomado ninguna decisión al respecto y que se están valorando las dos alternativas, pero en algunos foros se da por hecho que la unidad se quedará en Valladolid.

 

Sin embargo, la decisión no se plantea fácil porque el complejo de Salamanca es, históricamente, el más relevante en trasplante de riñón. La Unidad de Trasplantes Renales fue creada en 1983 y fue la primera de este tipo en Castilla y León y con la que se iniciaron los programas de donantes de este órgano. Desde entonces ha hecho cerca de 900 operaciones de este tipo.

 

Además, se ha visto reforzada en los últimos años cuando ha incorporado el trasplante de donante vivo. Esta especialidad empezó a ofrecerse en octubre de 2010 y en noviembre de 2011 realizó con éxito el primer trasplante de riñón de donante vivo de toda Castilla y León; se hizo por laparoscopia, una técnica iniciada también en el hospital salmantino en los años 80 del siglo pasado. 

 

El complejo salmantino es también líder en otro trasplante combinado, el de páncreas-riñón, un tipo de intervención en el que es centro de referencia gracias a un acuerdo por el que se interviene a pacientes de Extremadura. Hasta junio de este año, se han realizado en el complejo hospitalario salmantino 21 implantes renales, dos trasplantes renales de vivo y cuatro de páncreas-riñón.

 

Valladolid cuenta también con un centro de referencia en trasplante de riñón, la operación más común entre los implantes de órganos (el año pasado se superaron los 100 trasplantes) y plantea que sea el Hospital Universitario el que acoja la nueva unidad hepatorenal. En la ciudad del Pisuerga funciona también otra unidad de trasplante de hígado, pero está en otro centro hospitalario, en el Hospital Universitario Río Ortega, lo que obliga a establecer la coordinación de equipos, problema que en Salamanca no existe porque ya se coopera en el trasplante páncreas-riñón.

 

Sin embargo, el Universitario de Valladolid ha superado el año pasado por primera vez al complejo hospitalario de Salamanca en trasplantes renales (61 intervenciones por 56), aunque hay que tener en cuenta los cinco de donante vivo de riñón (dos se hicieron en 2011, el primer año el programa).