Salamanca 'salva' los malos augurios en torno a los convenios colectivos pendientes gracias al entendimiento entre sindicatos y patronal

Ambas partes se reconocen los esfuerzos y el "ejercicio de responsabilidad" realizados para firmar los acuerdos antes de la fecha del 8 de julio que "algunos consideraban como una fecha que resultaría caótica" y que aventuraba la pérdida de los beneficios salariales de los trabajadores. Incluso se habla de "ejemplo" para otras provincias.

Con la firma en acto público de los convenios sectoriales de panadería, tintorería y lavandería, pompas fúnebres y comercio de ganadería, la Confederación de Asociaciones de Empresarios de Salamanca (CONFAES), y los máximos representantes de los sindicatos UGT y CC.OO., han escenificado el entendimiento entre patronal y sindicatos que evitará que los convenios laborales de los principales sectores productivos decaigan, como estaba previsto, el próximo 8 de julio.

 

Como explicó el secretario general de Confaes, Bernabé Cascón, ambas partes han realizado un "ejercicio de responsabilidad" para responder frente a aquellos que pronosticaban una situación caótica en en el horizonte próximo, ya que la última modificación de la reforma laboral había obligado a la renovación de los convenios laborales antes del 8 de julio, o en caso contrario se abocarían al decaimiento, lo que supondría la pérdida de derechos laborales y sociales de los trabajadores. "Es importante que se destaque que la negociación provincial de estos convenios se haya realizado en sintonía, y teniendo en cuenta las circunstancias económicas no sólo del país sino también de esta provincia", aseguró Cascón.

 

Junto a él, los secretarios provinciales de UGT y CC.OO, José Luis Hernández Rivas y Emilio Pérez,. respectivamente, abundaron en la idea de que "se preveía que la negociación y el consenso hubieran sido más complicados", pero finalmente la buena disposición de ambas partes ha permitido "garantizar la ultraactividad de la vigencia de los convenios", con esfuerzos decididos en los dos lados de la mesa, explicaba este último.

 

Por su parte, Hernández Rivas abundó en que este ejercicio de negociación "pueda servir como ejemplo y se traslade al resto de la región, pues haya otras provincias en las que parece que las negociaciones no están siendo tan fructíferas".