Salamanca salva el atasco judicial al bajar un 5% sus casos pendientes

Salamanca se salva del atasco judicial en los tribunales de Castilla y León. Los juzgados salmantinos lograron el año pasado los casos sin resolver, con un descenso del 5,34% –11.564 casos acumulados al término de 2009-.
E. S. C. / Agencias

En el conjunto de la región, la acumulación de procesos ha entrado en una fase de estancamiento. Crece un 11,8% el número de casos presentados en los juzgados de la Comunidad, hasta rebasar los 468.000, lo que supone unos 65.600 asuntos más que en 2008. Y también aumenta el número de demandas sin resolver una vez finalizado el año, un 4,1% -5.840 más que en 2008-, hasta alcanzar las 126.087. Así lo recogen los datos estadísticos del Consejo General de Poder Judicial (CGPJ), que señalan que los tribunales de Castilla y León contaban, al finalizar el año, con 131.927 asuntos en trámite, lo que significa un aumento del 4,6% –5.840 más–. Los juzgados de la Comunidad Autónoma ingresaron durante el pasado año 468.146 asuntos –un 11,8 por ciento más que en 2008–, de los cuales 105.616 correspondieron a lo civil, 325.953 a lo penal, 13.668 fueron asuntos contencioso administrativos y 22.909 fueron asuntos de lo social. En cuanto a la tasa de congestión, en la comunidad autónoma se registra un 1,30 por ciento –dos centésimas menos que en 2008–, siendo el de la jurisdicción de lo civil del 1,53; el de lo penal 1,17; el de lo contencioso administrativo el más alto, con un 2,3, y el de lo social, del 1,53.

Por provincias, la que arrastra mayor tasa de congestión es Segovia, con un 1,42; seguida por León, con un 1,37; Zamora, con el 1,34; Ávila, con un 1,32; Soria, con una tasa de congestión de 1,31; Valladolid, Burgos y Palencia, las tres con un 1,28; y finalmente Salamanca, con un 1,18. La tasa de sentencia alcanza el 0,19, lo que supone tres décimas menos con respecto a 2008. En total, se emitieron 86.201 sentencias –un 21,6 por ciento más, lo que se traduce en 15.336 sentencias emitidas más– y 307.053 autos –un 22,4 por ciento más que en 2008, es decir, 56.329 más–.

En Ávila fueron 4.071 sentencias y 16.379 autos; en Burgos, 13.014 sentencias y 40.201 autos; en León, 16.570 sentencias y 55.161 autos; en los tribunales de Palencia, 5.693 sentencias y 21.114 autos; en Salamanca, 10.501 sentencias y 48.398 autos; en Segovia, 4.545 sentencias y 16.827 autos; en Soria, 2.906 de las primeras y 8.873 de los segundos; 16.235 sentencias y 80.098 autos en el caso de Valladolid y, por último, 5.255 sentencias y 18.501 autos en los juzgados de Zamora.

La provincia con mayor incremento en el ingreso de asuntos fue Valladolid, con un aumento del 31,1 por ciento –107.805 casos–, seguida de Zamora, con el 16,1 por ciento –26.014–, mientras que las que menos se incrementaron fueron Palencia, con un 3,1 por ciento más –28.587– y Segovia –con el 3,8 por ciento, con 24.343 casos–. Del total, fueron resueltos 458.443 en 2009, un 16,7 por ciento más –65.651– que en el año anterior, cuando fueron resueltos 392.792. Asimismo, la tasa de resolución está en el 0,98 –cuatro décimas por encima del año anterior, pero aún así no se llega a 1, lo que supondría que se resuelven más casos de los que se ingresan–. En todas las provincias se oscila entre la tasa del 0,99 de Palencia, la más alta, y el 0,95 de Ávila, León y Soria.