Salamanca revive, un año más, la tradición del Guardia Urbano con los más 'clásicos'

Ver album

Cientos de turismos, camiones, motos... se dieron cita en la Plaza de la Concordia para conmemorar esta cita con la historia.

Salamanca se ha vuelto a citar con la historia, y lo ha hecho rememorando el Día del Guardia Urbano, con una concentración de turismos, camiones y motos antiguas en las inmediaciones de la Plaza de la Concordia.

 

Allí, los salmantinos han podido disfrutar y fotografiarse con los clásicos de siempre en una mañana donde brillaba el sol.

 

No hay que olvidar que esta tradición se remonta a varias décadas en el tiempo, ya que hasta la implantación de los semáforos, allá por los años 60, era el guardia urbano el encargado de controlar el tráfico en la ciudad.

 

Estos se situaban en unos templetes en zonas estratégicas donde su presencia era necesaria ante el incremento de automóviles en la capital. Estos puntos estaban colocados en la calle María Auxiliadora con la Avenida de Mirat, Puerta de Zamora...



Por ello, en la actualidad el Automóvil Club de Salamanca recuperó esta celebración y desde hace quince años se realiza cada ejercicio para revivir una cita con la historia.