Salamanca retrocede en el número de habitantes y disminuye en un 4% el censo de población respecto a 1981

Portugueses, rumanos, colombianos y marroquíes copan el 38% de la población extranjera de toda la provincia

La provincia de Salamanca no solo atraviesa una crisis económica, también una poblacional, quizá una consecuencia de la otra y viceversa. Los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) relativos al censo de población del año 2011 reflejan que Salamanca pierde habitantes y se sitúa por debajo de los niveles de hace dos y tres décadas cuando el nivel de ciudadanos era mayor.

 

Así, en el año 1981, la provincia contaba con 364.315 habitantes, un 4% más que en la actualidad, cuando el censo refleja una cifra que se marca en los 350.018, es decir, 14.300 ciudadanos menos, ocupando el puesto 37 de las 52 provincias que conforman España. Las cifras también señalan que en 1991, Salamanca contaba con 357.801 habitantes y en 2001 con 345.609, nivel menos que en la actualidad, por lo que en la última década la provincia ha ganado poco más de 1,3%, convirtiéndose en una de las diez que menos ha visto incrementado el nivel poblacional.

 

No obstante, uno de los factores más importantes que influye en el crecimiento de una zona en concreto es la llegada de extranjeros y la provincia de Salamanca cuenta con 16.292 en total, cifra que representa un 4,6% del conjunto de los ciudadanos censados. De ellos, portugueses (2.047), rumanos (1.960), marroquíes (1.788) y colombianos (1.041) aglutinan el 38% de la población foránea residente en la provincia salmantina, seguido de los búlgaros o los ciudadanos bolivianos.

 

Media de edad de la población

 

Por otro lado, entre las diez provincias con edad media más elevada en 2011 se encuentran seis de la comunidad, entre ellas Salamanca, con una media de 45,9 años siendo la primera de ellas Zamora, con de 48,6 años, sólo superada por Orense (49 años de media).

 

El caso de Béjar

 

También entre los 20 municipios mayores de 10.000 habitantes con la edad media más elevada se encuentra la localidad salmantina de Béjar, donde sus habitantes tienen una media de 47,3 años. Por el contrario, entre los 20 de edad media más baja se encuentra Arroyo de la Encomienda (Valladolid), con 33 años.

 

En concreto, en el municipio bejarano, se aprecia un descenso poblacional de 722 personas, el 4,77% respecto a hace diez años (2001), con una cifra de habitantes que se asienta en los 14.401, lejos de los más de 15.200 de hace una década.

 

La provincia cuenta con un elevado porcentaje de municipios ‘pequeños’

 

Por último, y según los datos del INE, la provincia salmantina es una de las que cuenta con localidades más pequeñas en nivel poblaciones, ya que 236 de los 362 municipios oscilan entre los 101 y los 500 habitantes, además de otros 62 menores de 101 ciudadanos. El resto, 33 se sitúan entre 501 y 1.000; 18 entre 1.001 y 2.000 habitantes; 3 entre 2.001 y 5.000; y solo la capital supera los 100.000 habitantes.