Salamanca, rendida a Juan Pablo II en la única visita papal a la provincia

El Papa, en Alba de Tormes durante su visita de 1982

Recuerdos tras el anuncio del Papa Francisco de la posibilidad de viajar a Alba de Tormes y Ávila el próximo año.

Diez días duró la primera visita de Juan Pablo II como Papa a España. Del 31 de octubre al 9 de noviembre, el Santo Padre recorrió hasta 18 ciudades de 11 comunidades autónomas. El Papa tuvo como residencia durante todos los días de su viaje apostólico a España la sede de la Nunciatura Apostólica en Madrid, donde regresaba todas las noches y de donde partía cada mañana a las distintas etapas de su periplo.

 

El segundo día -tras llegar a Madrid- Ávila y Salamanca fueron las provincias elegidas para viajar. El día de Todos los Santos, el Papa clausuró el IV Centenario de la muerte de Santa Teresa de Jesús en Ávila y Alba de Tormes y realizó un encuentro en la Universidad Pontificia de la capital charra. Una visita similar a la que podría realizar el Papa Francisco como ya ha anunciado él mismo en una charla informal con periodistas y en la que reconoció que podría venir a España el próximo año: "Quizá es posible ir por la mañana a Ávila y Alba de Tormes y regresar por la tarde. ¿Sería posible?. No está decidido", dijo el Santo Padre.

 

RECUERDOS DE LA VISITA PAPAL DE 1982

 

En Alba de Tormes, Juan Pablo II llevó a cabo la celebración de la Palabra en el campo de la Dehesa a la que asistieron miles de personas, una homilía del Papa acerca de los caminos teresianos y una visita al Monasterio de Carmelitas Descalzas, donde murió y está enterrada Santa Teresa de Jesús. En su alocución el Papa realizó una evocación y una plegaria ante el sepulcro de la mística doctora de la Iglesia.

 

En el campo de la Dehesa albense aún se conserva la estructura del templete que se construyó para que el Papa se dirigiera a los fieles como un recuerdo más de su multitudinaria visita a la villa.

 

papa upsa

 

Ya en Salamanca, Wojtyła visitó la Universidad Pontificia donde tuvo un encuentro con el claustro de profesores. Allí ofreció un discurso papal sobre el papel de los teólogos en la comunión eclesial. La visita se produjo en el auditorio llamado actualmente 'Juan Pablo II', situado en la planta baja de la Universidad, junto al claustro. De esta visita queda aún como recuerdo una placa conmemorativa en el lugar.