Salamanca registra 38 agresiones a personal sanitario con 50 afectados

Balance del Observatorio regional. La Gerencia Regional de Salud incluye a ocho centros de Primaria de la provincia en la ‘lista roja’ de puntos más conflictivos.
Eva Cañas

El Observatorio de Agresiones al personal de las Instituciones Sanitarias de Castilla y León (Sacyl) contabilizó en Salamanca un total de 38 incidentes donde agredieron a 50 trabajadores, tanto de Atención Primaria como Especializada, según adelantó ayer el consejero de Sanidad, Francisco Javier Álvarez Guisasola, durante la presentación del balance del plan integral frente a este tipo de situaciones conflictivas.

Por provincias, Valladolid encabeza el ránking de agresiones al personal de Sacyl con un total de 75 incidentes entre sus dos áreas de salud. Por detrás se sitúa León (69), Burgos (47), Ávila (25), Zamora (24), Segovia (22), Palencia (20) y Soria, con 12. A éstos se suman los seis producidos en el Servicio de Emergencias, que dejan un total de 338 en la Comunidad.

En cuanto al número de trabajadores agredidos, 408 en Castilla y León, de nuevo, con 79 afectados, las dos áreas de salud vallisoletanas contabilizan el mayor número, seguido de las leonesas (79), Burgos (69), Ávila (28), Segovia (25), Zamora (26), Palencia (23) y Soria, con 13.

En cuanto a la evolución de todos estos datos, Álvarez Guisasola puntualizó que en los últimos seis meses del año pasado se contabilizaron 148 incidentes en la Comunidad, frente a los 190 del primer semestre y que por lo tanto se ha producido un descenso porcentual en el número de trabajadores agredidos, del 15% al pasar de 221 a 187, así como de las agresiones, del 13%, de 300 a 260.

Asimismo, destaca que el 86% de los incidentes registrados ha sido provocado por un único autor, el 69% son hombres y el 52% se produce en Atención Especializada, el 46% en Primaria y un 2%, en Emergencias. En cuanto a las categorías de los profesionales afectados por estas agresiones, de los 338 de toda la región, 144 eran facultativos, 205 personal de Enfermería y 59, otros. A la hora de definir la tipología, un 62% son verbales, un 21% físicas y un 18% psicológicas, aunque lo más significativo para la Administración regional es que del total de las agresiones físicas –116–, 62 se produjeron en servicios de Psiquiatría.

Las 338 agresiones acontecidas en Castilla y León derivaron en 87 denuncias, de las que a día de hoy 63 cuentan con sentencia, 53 de ellas condenatorias. Además, cinco concluyeron en penas de prisión, que se suman a otras dos dictadas en los años 2007 y 2008, fecha en la que la Gerencia Regional de Salud comenzó a remitir a la Fiscalía las denuncias presentadas, con el fin de que ésta inste a los tribunales a calificarlas como delito de atentado contra un funcionario público, según establecen los artículos 550 y 551.1 del Código Penal, según informa la agencia Ical.

El hecho de que algunas denuncias se queden en el camino y no lleguen a presentarse se debe a que suelen tratarse de incidentes leves, por lo que la persona afectada prefiere no inmiscuirse en un proceso judicial, aunque desde la administración sanitaria se confía en que las cifras vayan subiendo, según explicó ayer el consejero de Sanidad.