Salamanca, referencia en la siembra de patata en Castilla y León

Solo Valladolid supera a la provincia de Salamanca en superficie y producción. Los agricultores sembraron en 2015 4.119 hectáreas, con un rendimiento de más de 183.000 toneladas.

La patata sigue siendo el tubérculo por excelencia en la provincia de Salamanca y su importancia en el ámbito de la Comunidad es más que relevante. De hecho, los agricultores salmantinos son los segundos, tras los vallisoletanos, que mayor superficie de este cultivo sembraron en el año 2015, con un nivel de rendimiento elevado.

 

Al menos eso es lo que se desprende del último Boletín hecho público por la Junta de Castilla y León, que revela que en el año 2015, la superficie sembrada ascendió a 4.119 hectáreas, por las 5.093 de Valladolid, con una producción de 183.198 toneladas, por las 236.371 de la provincia de Valladolid.

 

Este hecho revela la importancia de este sector en la provincia, pese a contar con unos marcados dientes de sierra en lo que a su precio se refiere, con temporadas en las que el precio no llega ni por asomo a cubrir costes y otras en las que la rentabilidad está asegurada.

 

Por otro lado, la Junta de Castilla y León ha pedido consejo y opinión a los agricultores de la provincia con el fin de crear la Interprofesional de la patata que genere una mayor estabilidad a este sector.

 

RELEVANCIA DEL SECTOR EN SALAMANCA

 

Por último, no hay que olvidar que el Centro Regional de Diagnóstico de Aldearrubia (Salamanca), es el laboratorio oficial de diagnóstico de plagas y enfermedades de la Consejería de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León. Este laboratorio, es una de las herramientas más potentes de la Dirección General de Producción Agropecuaria e Infraestructuras Agrarias, para garantizar el correcto desarrollo de la sanidad vegetal dentro de esta Comunidad Autónoma.

 

Su principal actividad es la detección de patógenos en los controles oficiales que se efectúan como consecuencia del cumplimiento de la normativa europea, nacional y autonómica en materia de sanidad vegetal.

 

Sin embargo, adicionalmente, este laboratorio mantiene una labor de apoyo técnico a profesionales del sector agrícola de Castilla y León, mediante el diagnóstico de problemas fitosanitarios que afectan a estos cultivos.

Noticias relacionadas