Salamanca recuerda a Yolanda

Concentración por el asesinato de Yolanda en Salamanca (Foto:F.Rivas)

La concentración convocada por Adavas reúne a medio centenar de personas, que, a pesar de la lluvia, han querido mostrar este martes en la calle su rechazo rotundo a la violencia machista.

La Plaza Mayor de Salamanca ha sido testigo de una concentración silenciosa, convocada por la Asociación de Ayuda a Víctimas de Agresiones Sexuales y Violencia Doméstica (Adavas) tras el asesinato de Yolanda J.J, una mujer de 48 años que perdió la vida el pasado domingo, a consecuencia de varias puñaladas y con su exnovio detenido como principal sospechoso.

 

Más de medio centenar de personas ha portado varias pancartas, en una de ellas se podía leer el nombre de Adavas y en las otras dos que han encabezado la concentración se mostraban los lemas 'Ni una más. Fin de la violencia machista' y 'Cuidado, el machismo mata'.

 

 

En este acto, antes de guardar silencio debajo de la fachada del Ayuntamiento de Salamanca, las representantes de este colectivo han mostrado su pesar por el fallecimiento de Yolanda J.J., así como han condenado este asesinato, que todavía se investiga.

 

La abogada de Adavas, especializada en violencia de género, Manuela Torres, ha incidido en la importancia de que mujeres como Yolanda, que había retomado la relación con el presunto autor de los hechos, ya condenado previamente por violencia de género, recuerden que han sido sus “maltratadores”, “no se confíen” y que “ante el menor atisbo de episodio de violencia vuelvan a denunciar” para que comience un nuevo proceso y la Justicia pueda de nuevo instaurar medidas de alejamiento.

 

El hombre, de nacionalidad hondureña, tenía ya varias denuncias por violencia machista y había tenido que hacer frente a una medida de alejamiento respecto a la mujer ahora asesinada, a la que no podía acercarse a menos de 250 metros desde junio de 2014 hasta abril de 2015, cuando caducó esta orden.

 

Fuentes de la Comisaría Provincial han explicado que la centralita del 091 recibió una llamada a las 20.02 horas del domingo, en la que vecinos alertaban de “fuertes ruidos y discusiones” en el interior del inmueble, próximo a la estación de trenes.

 

Al llegar, los agentes vieron que la puerta había sido “forzada” y, una vez dentro, se encontraron a la mujer, de nombre Yolanda y con nacionalidad española, tendida en el suelo, de ahí que inmediatamente llamasen a los servicios de emergencias, que comprobaron que ya había perdido la vida.