Salamanca recuerda a su exalcalde Casto Prieto por "poner los cimientos de la democracia que vivimos"

Mañueco, junto a populares, socialistas, miembros de IU o de CCOO, reconocieron la figura del político asesinado en la Guerra Civil junto a tres concejales. Las imágenes, en esta GALERÍA

Con la intención de que el homenaje realizado al exalcalde salmantino Casto Prieto Carrasco "reconforte aunque sea levemente a sus familiares", Alfonso Fernández Mañueco ha presidido el descubrimiento de un monolito con una placa, en la que se puede leer: "El Ayuntamiento de Salamanca, en recuerdo y homenaje al alcalde y profesor Casto Prieto Carrasco y a los concejales Manuel de Alba Ratero, Luis Maldonado Bomati y Casimiro Paredes Mier".

Mañueco aprovechó su discurso para recordar a políticos como "Santiago Carrillo, Manuel Fraga, Solé Tura, Gabriel Cisneros o Adolfo Suárez", ya que todos "desde su ideología ayudaron a poner los cimientos del estado democrático que hoy vivimos, como hicieron también Casto Prieto y los tres concejales a los que hoy recordamos", apuntó el primer edil salmantino. Nacido en el municipio salmantino de Sequeros en 1886, Casto Prieto fue médico y catedrático universitario. Trabajó como médico y ocupó, además de la Alcaldía de la ciudad en dos períodos diferentes, el cargo de presidente de Izquierda Republicana, gobernador provisional y diputado a Cortes.

Por iniciativa de la Asociación Salamanca Memoria y Justicia, con Enrique Cabero como intermediario, Mañueco señaló este acto como un "acto ciudadano de concordia".

Tras Mañueco ha tomado la palabra Severiano Delgado, presidente de la Asociación Salamanca Memoria y Justicia que resaltó que este acto sea un momento "de concordia y unidad democrática para recordar a unos ediles salmantinos que fueron asesinados por motivos políticos".

Además de la placa descubierta, Delgado recordó que también se ha cambiado la denominación de la plaza, que pasa a llamarse 'Alcalde Prieto Carrasco" en lugar de 'Profesor Prieto Carrasco', ya que esta "corrección nominal hace que nos reconciliemos con una parte triste del pasado" porque el político salmantino -médico de profesión- no fue asesinado por su actividad docente, sino por ser precisamente alcalde de Salamanca. Por esta razón, el presidente de la Asociación Salamanca Memoria y Justicia pidió "acabar con la discordia que aún genera la Guerra Civil" y retirar el medallon de Franco de la Plaza Mayor.  

Por último tomó la palabra el nieto del alcalde homenajeado, Casto Prieto López, que reconoció haber vivido con mucha "emoción el recuerdo de gente que defendió la democracia y siguen trabajando ahora por ella porque siguen dado ejemplo".

Al emotivo acto acudieron la hija de uno de los concejales, además de los nietos y bisnietos del resto de políticos homenajeados, todos asesinados entre el 29 de julio de 1936 y el 19 de julio de 1937.

A la plaza situada en el barrio de Puente Ladrillo acudieron una gran parte de los concejales populares del Ayuntamiento como Julio López, Emilio Arroita, Ángel Lago, Fernando Rodríguez, Agustín Sánchez de Vega, Enrique Sánchez-Guijo o Carlos García Carbayo.