Salamanca, punto de partida de la Escuela Iberoamericana de Policía

Foto de familia del Consejo de Administración de la nueva escuela de policía para Iberoamérica en Salamanca (Foto:F.Rivas)

El Colegio Fonseca sirve de escenario para la puesta en marcha de una escuela de formación policial para toda Iberoamérica.

El Colegio Arzobispo Fonseca de Salamanca ha servido de escenario para la puesta en marcha de la Escuela de Policía Iberoamericana, que llevará el nombre de Iberpol y que por el momento cuenta con el respaldo de cuerpos de 18 países, entre ellos España.

 

El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, ha presidido el primer Consejo de Administración de Iberpol, reunido en Salamanca, con la presencia de 22 representantes de los 18 países, un organismo que se mantendrá “abierto” a todos los países iberoamericanos con el objetivo de “compartir experiencias y conocimiento”.

 

Esta iniciativa se propuso en 2012 en Cádiz y, posteriormente, se ha ido dando forma con nuevos encuentros como el de 2014 en Bogotá (Colombia), donde se aprobó el reglamento, y, ahora, se ha dado su visto bueno definitivo con la formación como “requisito imprescindible” para “luchar contra los nuevos desafíos que plantea la criminalidad”.

 

Para ello, se ha creado una plataforma tecnológica que permitirá su utilización por parte de los agentes de manera ‘on line’ y, con el propósito de cumplir objetivos, Cosidó ha señalado que la Policía Nacional española aportará su “amplia experiencia” en teleformación.

 

Sobre la actividad de la Policía Nacional en este mismo campo, el director general ha puesto de relieve las más de 400 actividades efectuadas ya efectuadas en España para beneficio de más de 300.000 alumnos, cursos para agentes y también para otras instituciones.

 

En esta misma línea de trabajo conjunto internacional, Ignacio Cosidó ha apuntado durante su visita a Salamanca que la cooperación en formación “es tan importante como la cooperación operativa”.