Salamanca, provincia de Castilla y León que menos efectivos de la Guardia Civil pierde en los últimos dos años

La Guardia Civil es, además, una de las instituciones más valoradas (Foto: Chema Díez)

Por su parte, el descenso en la plantilla de la Policía Nacional se sitúa en la media regional, con un descenso del 6% de los efectivos.

La austeridad del Gobierno de Mariano Rajoy en los Presupuestos y los recortes en el ámbito del sector público han llevado a los cuerpos de la Guardia Civil y de la Policía Nacional a un descenso de efectivos entre noviembre de 2011 y septiembre de 2013, pero que aún así deja a Salamanca capital y provincia como una de las que menos nota el 'tijeretazo', según publica el Boletín Oficial de las Cortes Generales.

 

Así, en ese periodo de tiempo, la cifra de efectivos de la Guardia Civil ha pasado de los 825 de noviembre de 2011 a los 804 de septiembre del pasado año 2013, cifra que representa un descenso del 6%. No obstante, esta variación señala que Salamanca es la provincia donde se ha producido un menor descenso de toda Castilla y León.

 

De hecho, por provincias, Ávila pierde 24 agentes, Burgos 27, León 31, Palencia 23, Segovia 36, Soria 30, Valladolid 27 y Zamora 24, para un total de 243 en el ámbito de la Comunidad. Este hecho se debe a la política de no convocatoria de oposiciones ni de coberturas por jubilaciones, bajas o fallecimientos. Y 2014 promete ser aún peor, de manera especial para el Cuerpo Nacional de Policía.

 

Tal es así que la plantilla de 'los nacionales' se ha visto recortada en 20 agentes entre noviembre de 2011 y septiembre de 2013, pasando de 342 a 322 efectivos, permaneciendo en la media de la Comunidad.

 

Así, Ávila pierde 20 efectivos, Burgos 10, León 20, Palencia y Soria ganan uno, Segovia pierde 21, Valladolid pierde 53 y Zamora 14, para un descenso regional del 5%, o lo que es lo mismo, 156 agentes de la Policía Nacional menos.

 

Por tanto, Salamanca, pese a los recortes y la ausencia de oposiciones para cubrir bajas de cualquier índole, se mantiene entre las 'privilegiadas' de la Comunidad al sufrir menos descenso de agentes que otras provincias de Castilla y León. Pero 2014 promete ser aún más drástico.