Salamanca, provincia de Castilla y León con un mayor crecimiento de la economía para 2016

El informe de 'Previsiones Económicas de Castilla y León' presentado por EspañaDuero deja a Salamanca como la provincia con un mayor aumento de la actividad económica, con un 3,1%.

La economía de la provincia de Salamanca será, en este año 2016, la que más va a crecer de toda la comunidad. Al menos eso es lo que señala el informe de 'Previsiones Económicas de Castilla y León' presentado por EspañaDuero.

 

 

La entidad ha analizado también el comportamiento de las provincias de Castilla y León para las que se esperan incrementos de la actividad en todas, aunque "algo menos intensos" que los registrados en 2015. Los mayores crecimientos de la actividad en 2016 se prevén en Salamanca (3,1 por ciento), Zamora y Valladolid (2,8 por ciento en ambas) mientras que Segovia, Burgos, Palencia y Ávila se situarían en torno a la media regional del 2,6 por ciento.

 

Por otro lado y según las estimaciones del Indicador Sintético de Actividad de EspañaDuero, las nueve provincias de Castilla y León habrían registrado un incremento interanual de la actividad económica en el cuarto trimestre de 2015, con Salamanca a la cabeza y un avance interanual de la actividad del 3,9 por ciento, seguida de Palencia y Ávila, con un 3,7 por ciento más.

 

Por su parte, las provincias de Zamora y Valladolid habrían crecido a una tasa similar a la media regional (3,5 por ciento), con avances algo menos intensos en Segovia, León y Burgos mientras que Soria se habría quedado por debajo del 3 por ciento.

 

En cuanto a las estimaciones para todo 2015 apuntan a una aceleración generalizada en el ritmo de crecimiento de la actividad económica respecto a 2014, con Salamanca (3,5 por ciento) y Valladolid (3,3 por ciento) con los mayores incrementos.

 

Zamora, León, Segovia y Ávila habrían registrado un aumento de la actividad muy similar a la media regional (3,1 por ciento), mientras que Soria, Palencia y Burgos muestran un repunte inferior al 3 por ciento, variaciones entre el 2,1 por ciento de la primera y el 2,7 por ciento de las otras dos.