Salamanca protagoniza la mayor bajada de precios en el alquiler de la región

Desciende un 7,47 por ciento, por encima de Zamora (6,11) y León (5,03)
El precio medio del alquiler en Castilla y León se ha situado en 499 euros al mes en abril y una superficie media de 93 metros cuadrados, lo que supone un descenso interanual del 2,41 por ciento, según el informe cuatrimestral de precios de alquiler del portal inmobiliario pisos.com.

Con este dato, Castilla y León se sitúa como la segunda comunidad autónoma con la mensualidad más barata para los inquilinos, por detrás de Extremadura (405 euros por mes). Por contra, las regiones más caras para vivir de alquiler son Madrid (968 euros por mes), País Vasco (927 euros por mes) y Baleares (748 euros por mes).

En Castilla y León, la evolución interanual del alquiler en las provincias alterna caídas y ascensos. Salamanca, con un descenso del 7,47 por ciento es la provincia que más desciende de la región y la quinta a nivel nacional. Otras caídas llamativas son las de Zamora (-6,11 por ciento) y León (-5,03 por ciento).

Por otro lado, Ávila (8,66 por ciento) y Segovia (4,10 por ciento) se posicionan como la segunda y tercera que más suben del país. A nivel mensual, destaca Ávila (3,58 por ciento), liderando el ranking de incrementos del país.

Burgos es la provincia más cara para los inquilinos de la región con 587 euros de renta media mensual en abril de 2012, , mientras que Ávila (444 euros por mes) es la más asequible, además de la séptima más barata de España.

A nivel nacional, el precio del piso de alquiler ha registrado un descenso interanual del 3,04 por ciento respecto al año 2011. El informe señala que el mercado del arrendamiento continúa ajustando sus mensualidades de forma moderada. El valor del alquiler en España finalizó el pasado mes de abril con una mensualidad media de 625 euros y una superficie estimada de 94 metros.

"Las cifras de alquiler en España siempre nos han colocado en las últimas posiciones con respecto al resto de países europeos", señala Miguel Ángel Alemany, director general de pisos.com, que ve las recientes medidas como "el punto de partida que sienta las bases de la expansión definitiva del arrendamiento en España".

"El temor a los impagos y a los destrozos impide que los propietarios saquen sus viviendas al mercado del alquiler. La falta de recursos en los juzgados sigue siendo un lastre", afirma Alemany, que ha admitido que si se volcaran al mercado del alquiler las viviendas vacías se podrían conseguir "precios más competitivos y una oferta mucho más amplia".