Salamanca, preparada para afrontar el invierno con seguridad

En total, según ha apuntado el subdelegado del Gobierno tras el Comité Ejecutivo Provincial, se cuenta en Salamanca con 27 quitanieves, 3.780 toneladas de sal, 343.000 litros de salmuera, 5 plantas de salmuera y 7 estaciones meteorológicas.

La provincia de Salamanca está preparada para afrontar el invierno con seguridad en la red de carreteras del Estado a pesar de que la crisis ha obligado a reducir en una la flota de quitanieves, que en esta ocasión asciende a 27 máquinas. El personal y la capacidad de almacenaje, sin embargo, sigue siendo el mismo que en años anteriores.

 

Así se ha asegurado tras el Comité Ejecutivo Provincial de coordinación de actuaciones de los órganos de la Administración General del Estado ante situaciones meteorológicas adversas.

 

Según el subdelegado del Gobierno, Javier Galán, los objetivos del protocolo de vialidad invernal son cuatro: "garantizar el transporte en la red nacional de carreteras, garantizar la seguridad de los usuarios que las utilizan, informar a los usuarios de las carreteras en tiempo real y minimizar los efectos negativos de la nieve o el hielo".

 

 

Quitanieves Salamanca

 

Para ello, se cuenta en Salamanca con 27 quitanieves, 3.780 toneladas de sal, 343.000 litros de salmuera, 5 plantas de salmuera y 7 estaciones meteorológicas, además de 60 personas del Ministerio de Fomento y 150 efectivos del subsector de Tráfico de la Guardia Civil si se requirieran, más 450 efectivos de Seguridad Ciudadana y Especialidades Operativas.

 

Javier Galán, además, quiso recordar las recomendaciones de Protección Civil y la DGT ante los temporales de frío y nieve, que básicamente son: "Conocer el tiempo y el estado de las carreteras antes de viajar, revisar el estado del vehículo, cumplir las recomendaciones de Tráfico a la hora de circular, llevar ropa de abrigo, agua y batería en el móvil, si se quedan aislados, informar de este hecho y esperar asistencia".

 

Por último, Galán recordó el papel que realiza la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), que facilita la más detallada y actualizada información sobre los fenómenos atmosféricos adversos que puedan afectar a la Comunidad hasta un plazo máximo de 60 horas.