Salamanca podría registrar más de 300 desahucios a final de año

En los seis primeros meses de 2011 se han producido 157 desahucios, un 7,5% más que en el mismo periodo de 2010
La situación de desempleo o la falta de liquidez de las familias están llevando a que cada año aumente el número de personas con dificultades para pagar sus hipotecas o alquileres y mantener así su vivienda. Esta situación provoca que cada dos días se produzca un desahucio en la capital, cifra que ha llegado casi a duplicarse desde el año 2008, cuando comenzó la crisis económica.

Según los datos del Consejo General del Poder Judicial, en los seis primeros meses de este año 2011 se han registrado en Salamanca un total de 157 desahucios, un 7,5% más que en el mismo periodo del año anterior, cuando 146 familias se vieron obligadas a abandonar su vivienda. De mantenerse esta tendencia en el segundo semestre, a final de año más de 300 familias podrían perder su vivienda, cifra que llega a duplicar los datos de 2008, momento en el que comenzó la crisis.

Y es que los primeros datos de este 2011 ya casi igualan a todo el año 2008, cuando se produjeron 167 desahucios. El empeoramiento de la situación económica y el endeudamiento cada vez mayor de las familias provoca que cada año aumente el drama de las personas que no pueden hacer frente a sus hipotecas o a los alquileres. Así, en el año 1995 el endeudamiento de las familias por la vivienda era del 45%, hoy esa cifra sube hasta el 143%.

Esta tendencia al alza se observa trimestre a trimestre. En los tres primeros meses de este año se vivieron 76 desahucios, mientras que este dato subió hasta los 81 en el segundo trimestre, según las estadísticas ofrecidas por el Consejo General del Poder Judicial. Por años, el Servicio de Notificaciones y Embargos también ha registrado una clara tendencia al alza cada año. Además de los 167 desahucios de 2008, en 2009 se registraron un total de 211, cifra que subió hasta los 270 en 2010 y que se espera que aumente considerablemente a final de este año.

Esta tendencia al alza se produce también tanto a nivel regional como nacional. En España, un total de 93.636 familias han perdido ya su vivienda y en Castilla y León, en los seis primeros meses se han registrado 1.323 desahucios, un 27,8% más que en el mismo periodo de 2010, cuando esta cifra se quedó en 1.041.

Algunas organizaciones como Cáritas denuncian que la vivienda ya no es un derecho fundamental, sino que se ha convertido en "un objeto de especulación"; que está ahogando a las familias por la falta de empleo y de liquidez, lo que lleva que muchas alquilen las habitaciones sobrantes, provocando un aumento en el número de casos de hacinamiento de familias en las viviendas.