Salamanca pierde un 11% del censo ganadero y el 50% de las explotaciones en solo diez años

Entre 1999 y 2009, la cabaña ganadera ha sufrido una gran caída debido a una crisis que ha obligado a cerrar muchas explotaciones
Los datos del censo agrario facilitados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) no hacen otra cosa que confirmar los malos datos ganaderos en la provincia de Salamanca debido a una crisis económica (entre otras razones) que se ha llevado por delante el 50% de las explotaciones y ha provocado un descenso de la cabaña ganadera del 11% entre el periodo que comprende la década 1999-2009.

Así, la cifra total de explotaciones existentes en la provincia de Salamanca en el año 1999 ascendía a 21.334 mientras que diez años después, en 2009, este número se ha desplomado hasta las 10.726 y bajando. Además, el número de cabezas total (ganado vacuno, ovino, caprino, porcino y equino) ha descendido de las más de 1,6 millones de cabezas en 1999 hasta las 1,4 de la actualidad, y también bajando en 2010 y lo que va de 2011.

El porcino, el más dañado
Por sectores, si hay uno que se lleva la palma en el aspecto negativo, ése es el porcino, que ha sufrido un descenso de 4.200 explotaciones y la friolera de 30.000 animales (y bajando) debido a la crisis que azota a estos profesionales desde hace varios años. Así, mientras en 1999 había en la provincia 6.566 explotaciones y 504.696 animales, en 2009, la cifra bajó hasta las 2.144 explotaciones y 475.000 animales.

El ovino es otro de los grandes castigados, quizá con demasiada dureza, al perder la friolera de 900 explotaciones y 140.000 cabezas de ganado en total. Así, en el año 2009 había 1.740 explotaciones ganaderas de ovino y 513.381 cabezas, continuando con una clara tendencia a la baja.

El vacuno tampoco se libra de estos descensos aunque es uno de los que mejor mantiene el tipo, con una bajada de 2.000 explotaciones y 20.000 animales hasta los 5.227 y 480.805 respectivamente en el año 2009.

El sector equipo también ha perdido mucho fuelle en la provincia de Salamanca debido a su gran crisis por el alto precio del pienso y la escasa salida de los animales en el mercado, por lo que en 2009, la cifra de explotaciones era de 1.346 y la de animales de 4.988 perdiendo en una década 3.900 explotaciones y 4.000 cabezas. Y los datos a fecha de hoy son mucho peores por la agonía de los profesionales.

Y el caprino, aunque minoritario, también ha perdido relevancia; en concreto, 530 explotaciones y la nada despreciable cifra de 16.000 animales en solo 10 años.

Caída brutal en la apicultura
Por último, el sector apícola tampoco es un sector ajeno a este descenso y mientras en 1999 había en la provincia 368 explotaciones con 178.976 abejas, diez años después, la cifra ha descendido hasta las 81 colmenas y 33.298 abejas, sin duda, un dato más que significativo.

Y en cuanto al sector de la cunicultura, ha disminuido excesivamente el número de explotaciones, pero no así el de madres, lo que indica que los que se han quedado en el sector han apostado por él. Así, en 2009 había solo 52 explotaciones y 12.130 madres por las 316 explotaciones y 14.400 madres de una década antes.