Salamanca pierde en solo un año 2.800 habitantes

La población en España solo creció en 22.000 personas en 2011

Salamanca sigue perdiendo población en el último año, en concreto, 2.791 habitantes, o lo que es lo mismo, 7,6 habitantes cada día durante 2011. Así lo señalan los datos hechos públicos por el Instituto Nacional de Estadística (INE) referentes al Padrón Municipal. Así, a fecha 1 de enero de 2012, la provincia de Salamanca contaba con 350.105 habitantes por los 352.986 del 1 de enero de 2011; los datos son aún peores si se miran las cifras de 2010, cuando la población total ascendía a 353. 619 y en 2009 hasta los 354.608, descenso aún mucho mayor.

Por edades, el grupo más numeroso en la provincia se sitúa entre 45 y 49 años, con 27.413 ciudadanos, seguido del grupo entre 40 y 44 años, con 26.602 empadronados.

Por su parte, la cifra de ciudadanos extranjeros en Salamanca no para de subir y se sitúa en la actualidad en 17.669, por los 17.506 del 1 de enero de 2011 o los 15.355 del 1 de enero de 2009. Las cifras sorprenden aún más observando datos de años atrás. Por ejemplo, en 2001 tan solo había empadronados 3.684 extranjeros, cifra que delata el crecimiento en este aspecto de Salamanca.

15.050 habitantes menos en Castilla y León
Por su parte, el avance del Padrón a 1 de enero de 2012 estima que en Castilla y León se han perdido 15.050 habitantes respecto a la misma fecha de 2011, es decir, un descenso poblacional del 0,6 por ciento ya que se ha pasado de 2.558.463 a 2.543.413 residentes, según los datos publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El descenso poblacional se ha registrado en cinco comunidades, concretamente en Asturias (-0,4 por ciento), en Canarias (-0,6 por ciento), en Castilla y León (-0,6 por ciento), en Extremadura (-0,2 por ciento) y en Galicia (-0,6 por ciento).

Según el avance de la Explotación Estadística del Padrón a 1 de enero de 2012, residen en Castilla y León 172.298 ciudadanos extranjeros, lo que supone 518 extranjeros menos que en la misma fecha de 2011, es decir, una caída de la población de inmigrantes del 0,3 por ciento, frente a un descenso del 0,7 por ciento de media nacional.

La población en España solo creció en 22.000 personas en 2011
Por otro lado, la población española ascendía a 47.212.990 habitantes el 1 de enero de 2012, tras aumentar un 0,04 por ciento (22.497 personas) durante el año pasado, el incremento más bajo de la última década, según el avance de resultados del Padrón Municipal difundido por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En concreto, desde el año 2002 la población empadronada en España ha ido aumentando a un ritmo variable entre el uno y el dos por ciento hasta el año 2009, cuando creció por primera vez menos de un punto, situándose en un 0,5 por ciento. Un año después, el Padrón engordaba sólo un 0,3 por ciento y, el año pasado, lo hizo un 0,04 por ciento, una variación que, por primera vez, se sitúa por debajo de la décima.

Del total de habitantes, 5.711.040 son extranjeros, el 12,1% de los inscritos. Es precisamente el movimiento de la población foránea la que ha marcado la pauta de crecimiento de todo el país en los últimos años ya que entre los españoles la variación interanual se ha mantenido por debajo de un punto porcentual. En 2011, creció en 62.944 personas (un 0,2%).