Salamanca, otro día más en alerta por bajas temperaturas

(Foto: Chema Díez)

Esta alerta se ha elevado a naranja en Huesca, Ávila, Burgos, Segovia, Soria, Lérida, Madrid y La Rioja donde las mínimas pueden alcanzar los -10ºC.

Un total de 41 provincias estará este 5 de febrero en alerta por nieve, aludes, olas, viento y frío de hasta -10ºC, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

  

El frío ha provocado que se active la alerta amarilla en las provincias de Córdoba, Granada, Jaén, Zaragoza, Cantabria, Albacete, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara, León, Palencia, Salamanca, Valladolid, Zamora, Barcelona, Gerona, Navarra, Cáceres, Orense, Asturias y Murcia.

  

Esta alerta se ha elevado a naranja en Huesca, Ávila, Burgos, Segovia, Soria, Lérida, Madrid y La Rioja donde las mínimas pueden alcanzar los -10ºC.

  

Durante este jueves se mantiene la alerta amarilla por nevadas en León, Palencia, Soria, Navarra, Mallorca y La Rioja, mientras que se encuentran en alerta naranja Cantabria, Burgos, Álava, Guipúzcoa, Vizcaya y Asturias. Además, Huesca, Lérida y Navarra siguen en alerta amarilla por aludes.

  

También se ha decretado alerta amarilla por viento en Almería, Granada, Teruel, Zaragoza, Albacete, Guadalajara, Ávila, Burgos, Segovia, Soria, Tarragona, Melilla, Madrid, Navarra, Alicante, Valencia, Menorca, La Rioja y Murcia, que se ha elevado a naranja en Málaga, Huesca, Gerona, Lérida y Castellón, donde las rachas pueden alcanzar los 110 kilómetros por hora.

  

Así, se prevén cielos cubiertos con precipitaciones en el área cantábrica y en el Pirineo occidental, que se podrían extender, de forma más débil y dispersa a otras zonas del extremo norte peninsular y del Sistema Central e Ibérico. También se registrará algún intervalo nuboso en el resto de la Península, que serán más abundantes en áreas de montaña.

  

Además, durante este jueves la cota de nieve se situará entre 0 y 200 metros en el cantábrico y en el área pirenaica; entre 200/500 metros en el resto de la mitad norte y tercio este peninsulares, y entre los 300/500 m en Baleares.

  

Las temperaturas diurnas registrarán pocos cambios, mientras que las nocturnas no presentarán cambios y si los registran serán en ligero ascenso, donde serán más acusados en el tercio sur. También se registrarán heladas en casi todo el interior peninsular, siendo localmente fuertes en zonas de montaña, sobre todo en Pirineos.