Salamanca necesita 103 millones de euros para elevar su nivel de excelencia turística

Los más de 100 millones de euros deben llegar de de los diferentes niveles del estado y del sector privado con el objetivo de potenciar una reactivación económica con la innovación, la economía colaborativa y nuevos modelos de negocio.

Castilla y León debería de invertir un total de 453 millones para la elevar la excelencia de los servicios turísticos, orientados a la Experiencia del cliente, según los resultados del primer Estudio 'Necesidades de Inversión Nacional para una Experiencia Turística de Excelencia' con datos del INE, CEPREDE-UAM y la Universidad de Valladolid realizado por la consultora MdS (marketingdeservicios.com).

  

Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) y del Centro de Predicción Económica de la Universidad Autónoma de Madrid (CEPREDE-UAM), en 2015 el PIB de la región ascenderá a 55.554 millones de euros. Si se tiene en consideración que el turismo aporta el 10,2% del PIB en la región, la riqueza que generará esta actividad sobrepasará los 5.666 millones de euros en 2015.

  

Por tanto, la región debería invertir más de 453,325 millones de euros, correspondiendo a Ávila (57 millones), Burgos (70 millones), León (59 millones), Palencia (14 millones), Salamanca (103 millones), Segovia (51 millones), Soria (28 millones), Valladolid (44 millones) y Zamora (24 millones). Estas cifras se han estimado en base a potenciar la excelencia de servicios turísticos, orientados a la Experiencia del cliente, destinando el 8% de la facturación prevista para el sector en el presente año.

  

La inversión para ofrecer servicios de excelencia en Castilla y León debe provenir de los diferentes niveles del estado, así como del sector privado con el objetivo de potenciar una reactivación económica duradera y sostenible, y debería destinarse al fomento de una cultura de experiencia y servicios excepcionales y diferenciales; la innovación, economía colaborativa y nuevos modelos de negocio; generar credibilidad y confianza en España como país y destino turístico, así como al Plan Estratégico de Turismo de Calidad y para defender la Marca España.

  

"El viento de cola que ha traído a millones de personas a España, y en concreto a Castilla y León, no va a durar siempre. Por este motivo planteamos esta necesidad de inversión en base a una fórmula innovadora avalada por diferentes estudios de marketing de servicios", indica Juan Carlos Alcaide, autor del estudio y presidente de la consultora MdS.

 

INVERTIR LOS TÉRMINOS

  

Añade que "las empresas invierten un 80% de su presupuesto de marketing en captar nuevos clientes y tan sólo un 20% en fidelizar a los que ya tienen. Por el contrario, nuestro planteamiento está en invertir los términos y dedicar el 80% del presupuesto a Experiencia Relacional y sólo el 20 al marketing tradicional de captación", indica el experto.

  

"Esta inversión volverá con creces en forma de captación de nuevos consumidores como resultado de la comunicación boca a boca positiva que trasmiten los clientes satisfechos, posibilidad de fijar precios más altos sin temor a reacciones negativas de los clientes, proyectar una mejor imagen y reputación, incrementar la participación de mercado y asegurar un flujo creciente de ingresos adicionales", explica Alcaide (jcalcaide.com).

  

"Se debe de priorizar el servicio de excelencia y convertir la región en una Experiencia memorable para potenciar la fidelización, competitividad y mantener el desempeño histórico del turismo, que es un gran generador de empleo y riqueza, pero que puede serlo más si somos capaces de sacar partido a la historia, al clima, a la gastronomía y la cultura, además del sol y la playa, como una de las fortalezas de la marca España", concluye Alcaide.