Salamanca lleva la contraria al país, al descender el paro en más de 4.000 personas

La Encuesta de Población Activa sitúa la cifra de parados en 4.978.000 personas, máximo histórico, tras la subida de 144.700 personas en el tercer trimestre del año
Sorpresa positriva en los datos del paro facilitados por la Encuesta de Población Activa (EPA), que arrojan un descenso de 4.375 personas desempleadas respecto al trimestre anterior.

En estos momentos, Salamanca tiene una tasa de paro del 15.94%, por debajo de la media regional que es un 16.08% y casi 6 puntos por debajo de la media nacional, que es un 21.52%.

Además, la provincia cuenta en el mes de octubre con 26.000 parados por los 30.335 del mes de septiembre, dato que supone una tasa de actividad del 55.24%, por debajo de la media regional (55.86%) y cinco puntos menos que la nacional (60.11%).

Por otro lado, en el ámbito regional, la provincia charra se sitúa en el sexto lugar en tasa de paro, por debajo de Valladolid, León, Segovia, Palencia, Zamora y Ávila, que es la que mayor tasa de paro tiene de la comunidad, con un 21.51%.

En cuanto al número de ocupados, de los 355.000 habitantes de la provincia, trabajan 137.100, mientras que en la región son más de un millón las personas empleadas y en el ámbito nacional, 18.1 millones de trabajadores.

Además, la cifra de parados en la provincia disminuye hasta los 26.000 por los 192.000 de Castilla y León y los casi 5 millones del conjunto de España.

El número de parados aumentó en 144.700 personas en el tercer trimestre del año, casi un 3% respecto al trimestre anterior, con lo que la tasa de desempleo escaló seis décimas, hasta el 21,52%, y el volumen total de parados roza ya los cinco millones de desempleados.

En concreto, 4.978.300 personas estaban sin empleo al finalizar septiembre, lo que supone 403.600 parados más que un año atrás, con una subida interanual del 8,8%, informó este viernes el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La tasa de paro del 21,52% alcanzada al cierre del segundo trimestre es seis décimas superior a la del segundo trimestre del año, cuando la tasa de desempleo se situó en el 20,89%. España no alcanzaba una tasa de paro tan elevada desde el cuarto trimestre de 1996, cuando ésta se situó en el 21,60%.

En el tercer trimestre de 2010 y 2009 el paro logró reducirse, no así este año, donde ha vuelto a subir el desempleo, al igual que ocurrió en 2008, cuando 217.200 personas se quedaron sin empleo.

Además, en el tercer trimestre de este año se destruyeron 146.800 empleos, un 0,8% menos en relación al segundo trimestre, situándose el número de ocupados en 18.156.300 personas. El descenso del empleo afectó más a las mujeres (114.000 empleos menos) que a los hombres (32.800 menos).

En el último año, el número de parados se ha incrementado en 403.600 desempleados, lo que en términos relativos implica un crecimiento del 8,8%%, mientras que los empleos destruidos en este periodo suman 390.500 (-2,1%).

Entre julio y septiembre, el número de asalariados se redujo en 113.100 trabajadores (-0,7%), todos ellos con contrato indefinido, ya que los temporales subieron en 47.600 personas.