Salamanca, la capital española que registró la mínima más baja en 2013 con -9,4 grados

(Foto: Chema Díez)

Este fenónemo se produjo durante dos jornadas consevcutivas, los días 8 y 9 de diciembre del pasado ejercicio.

 

 

PRECIPITACIONES

 

Los meses de enero y febrero fueron relativamente húmedos y la precipitación media sobre España superó en conjunto en este período en cerca de un 30% su valor normal. Marzo fue un mes excepcionalmente húmedo, con una precipitación media que supuso un 340% del valor normal, habiendo sido el marzo más húmedo de la serie, al menos desde 1947.

 

A finales del mes de marzo la precipitación media desde el inicio del año superaba el valor normal en casi un 90%; este superávit de precipitaciones se ha ido reduciendo de forma progresiva desde entonces, dado que posteriormente tan sólo en el mes de abril se igualó  el valor normal de precipitación, quedando todos y cada uno de los restantes meses de este 2013 por debajo de dicho valor.     

 

Después de un mes de abril de precipitaciones normales, el mes de mayo fue algo más seco de lo normal. El trimestre veraniego junio-agosto resultó también seco en general, con una precipitación media en el conjunto del trimestre que quedó un 15% por debajo de la media. El déficit estival de precipitaciones fue particularmente significativo en las regiones del oeste peninsular.

El año 2013 tuvo carácter cálido en España, con una temperatura media estimada de 14,97º C, que supera en 0,34º C al valor medio normal (período de referencia 1971-2000). Se trata no obstante, del año menos cálido desde 1997. El invierno fue de temperaturas normales, mientras que la primavera fue algo más fría de lo normal y en cambio el verano resultó muy cálido, con una anomalía media de +0.8º C. El otoño fue también muy cálido, con una anomalía media de +1.0 ºC, mientras que el invierno 2013-2014 empezó con un mes de diciembre más frío de lo normal.

 

El mes de enero resultó más cálido de lo normal en toda España, con una temperatura media mensual que superó en 1,0º C la media de este mes, mientras que febrero por el contrario fue más frío de lo normal, con una anomalía media negativa de 0,9ºC. En prácticamente toda la península y en Baleares las temperaturas medias mensuales fueron inferiores a los valores normales, presentando el mes un carácter frío o muy frío.

 

La primavera fue algo más fría de lo normal en la mayor parte de España. En extensas áreas del centro y norte de España la primavera tuvo incluso carácter muy frío, con anomalías medias negativas mayores de 1º C. La temperatura media del período marzo-mayo se situó  0,3º C por debajo del valor normal para el período de referencia. Mayo fue muy frío con una anomalía media de -1.3º C, mientras que marzo resultó normal (con una anomalía media de +0.1º C) y abril ligeramente cálido (anomalía de  +0.4º C).

 

En cuando al trimestre, veraniego, resultó cálido a muy cálido en general, con anomalías térmicas positivas, que fueron más acusadas en las regiones occidentales. La temperatura media del trimestre junio-agosto excedió en 0.8º C su valor normal. Junio fue relativamente fresco en general, con una anomalía media de  -0.3º, mientras que julio y agosto tuvieron carácter muy cálido, con unas anomalías medias mensuales de +1,6º C in julio y de +1,0º C in agosto.

 

El otoño fue también relativamente cálido, con una temperatura media en el trimestre septiembre-noviembre que superó en 1,0º C el valor normal. El mes de octubre resultó especialmente cálido con una anomalía media de 2,1º C, mientras que la anomalía de septiembre alcanzó el valor de 1, 2º C. Por el contrario noviembre fue frío, con una anomalía media de -0,5º C, debido a las muy bajas temperaturas registradas en su segunda quincena. Diciembre fue también más frío de lo normal, con una temperatura media mensual  que quedó  0,8º C por debajo del valor medio del mes.

 

Al igual que en este año no hubo grandes olas de calor, tampoco las hubo de frío durante el período invernal, de forma que curiosamente las temperaturas más bajas del año se han registrado en la segunda mitad de noviembre y en la primera decena de diciembre. 

 

La temperatura más baja registrada hasta la fecha en 2013 en una estación principal correspondió a Molina de Aragón (Guadalajara) con -12,5º C el día 28 de noviembre. Entre capitales de provincia destaca Salamanca-Matacán con -9,4 º C los días 8 y 9 de diciembre.

 

En lo que se refiere al mes de enero del presente 2014, la temperatura mínimaentre estaciones principales ha correspondido al puerto de  Navacerrada con -7,1º C el día 5. Entre capitales de provincia destaca Salamanca (Matacán) con -4,6º C el día 23.