Salamanca invita a los parlamentarios catalanes a que conozcan al toro de lidia en vivo y en directo en la dehesa charra

Toros en campo charro

Los empresarios salmantinos piden a los políticos catalanes una reflexión más sosegada y les animan a conocer el Campo Charro en su estado natural, conociendo el hábitat y la cultura del toro de lidia.

Los empresarios de CONFAES, la organización empresarial más representativa de Salamanca,se muestran optimistas tras conocer la decisión del Tribunal Constitucional que anula la polémica decisión del Parlamento catalán de prohibir los toros en el año 2.010 y pide a los políticos catalanes que permitan la vuelta del toro de lidia a Cataluña porque será un revulsivo económico y social.

 

El fin de la prohibición de los toros en Cataluña por sentencia judicial se convierte en una esperanza para todo el sector y desde CONFAES se confía en que se acate la decisión del Constitucional y los empresarios de los cosos taurinos recuperen la fiesta en libertad.

 

Los empresarios salmantinos piden a los políticos catalanes una reflexión más sosegada y les animan a conocer el Campo Charro en su estado natural, conociendo el hábitat y la cultura del toro de lidia.

 

Desde CONFAES insisten en una idea clave “las ganaderías de lidia y las explotaciones taurinas de Salamanca son un sector económico clave y diferenciador de Salamanca”, hay que recordar que en Salamanca hay 173 ganaderías que gestionan un censo de más de 34.000 animales, siendo la provincia de España con más cabezas de ganado y explotaciones. Sólo en Salamanca hay más de 48.000 hectáreas dedicadas a esta actividad, la mayor superficie de toda Castilla y León.

 

Para el presidente de CONFAES, Juan Manuel Gómez, “esta superficie tiene un ecosistema propio, de un gran valor ecológico que se mantiene por los ganaderos, hasta el punto que muchos de ellos han aprovechado para desarrollar un incipiente turismo verde con la construcción de pequeños hoteles y alojamientos rurales que serían inviables sin el toro de lidia pastando en sus campos”. En España hay más de 200.000 empleos relacionados con estas actividades que se desarrollan en el Campo Charro que se ponen en riesgo cada vez que se cuestionan los festejos taurinos.

 

No podemos consentir que se criminalice a las empresas impidiendo desarrollar su actividad, prohibiendo a golpe de Boletín Oficial, sin considerar el impacto económico y social que se genera. En estos seis años se ha producido un daño elevado, tanto económico como de imagen, pero esta sentencia ayuda a sosegar un debate, muchas veces, alterado por radicalismos. Por ello, los empresarios de Salamanca pretenden difundir esta riqueza natural de su territorio y mostrarla también a los políticos catalanes.