Salamanca inicia el lunes la vacunaciĂłn frente a la gripe y al neumococo con 87.005 dosis

La CampaĂąa autonĂłmica 2012 se desarrollarĂĄ a lo largo de seis semanas

La CampaĂąa autonĂłmica 2012 se desarrollarĂĄ a lo largo de seis semanas, entre hoy, 22 de octubre y el 30 de noviembre, para ajustarla mĂĄs adecuadamente a las ondas epidemiolĂłgicas registradas durante los Ăşltimos aĂąos y mejorar la efectividad de la vacunaciĂłn.

Los castellanos y leoneses que forman parte de los grupos de riesgo, a los que estĂĄ recomendada la vacunaciĂłn, podrĂĄn acceder a la vacuna antigripal y antineumocĂłcica a partir del prĂłximo 22 de octubre y hasta el 30 de noviembre, en el marco de la 'CampaĂąa autonĂłmica 2012 de vacunaciĂłn frente a la gripe y el neumococo'. La Junta de Castilla y LeĂłn dispondrĂĄ durante esas seis semanas de 700.000 dosis vacunales para la gripe y de 45.000 para el neumococo, con las que se ha provisto para atender las necesidades asistenciales de esta acciĂłn preventiva de salud pĂşblica en la Comunidad, de carĂĄcter universal, voluntaria y gratuita para las personas a las que estĂĄ dirigida.

Las fechas en las que se desarrollarĂĄ la CampaĂąa 2012 responden a las recomendaciones de la ComisiĂłn de Salud PĂşblica para optimizar la efectividad de la vacunaciĂłn, adecuĂĄndola al patrĂłn epidemiolĂłgico de presentaciĂłn de la infecciĂłn en los Ăşltimos aĂąos.

La Junta destina en 2012 casi tres millones y medio a la adquisiciĂłn de las vacunas necesarias para la campaĂąa, exactamente 3.413.488 euros, que se reparten entre los 2.973.100 euros a la compra de vacunas frente a la gripe y 440.388 de las antineumocĂłcicas.

La compra centralizada de las vacunas realizada por Castilla y LeĂłn junto a otras comunidades autĂłnomas ha permitido ahorrar un 7,5 % respecto a 2011, cantidad que se suma al 28 % ya registrado el ejercicio anterior sobre lo gastado en 2010, que ascendiĂł a 4.460.000 euros.

El reparto por provincias castellanas y leonesas de las unidades vacunales frente a la gripe disponibles, ademås de un reservorio de 64.450 dosis, es el siguiente: Ávila, 53.000; Burgos, 84.930; León, 126.485; Palencia, 44.900; Salamanca, 87.005; Segovia, 38.220; Soria, 27.700; Valladolid, 111.270; y Zamora, 62.060.

El acceso a la vacunaciĂłn de las personas a las que su mĂŠdico asĂ­ se lo recomienda se harĂĄ, generalmente, a travĂŠs de los centros de salud o consultorios locales, y siempre a travĂŠs de la oportuna peticiĂłn de cita previa.

En el caso de pacientes hospitalizados, estos podrĂĄn ser vacunados durante su estancia en los hospitales, y si se trata de personas institucionalizadas en centros de atenciĂłn a personas mayores o de asistidos, la vacunaciĂłn se realizarĂĄ por medio de la red de AtenciĂłn Primaria de SACYL en colaboraciĂłn con el personal de esos centros.

El personal sanitario y socio-sanitario y otros profesionales incluidos en la poblaciĂłn diana y que componen grupos de interĂŠs para la colectividad podrĂĄn recibir la inmunizaciĂłn en sus centros de trabajo y servicios de prevenciĂłn laboral. Asimismo, la Junta de Castilla y LeĂłn desarrollarĂĄ una campaĂąa de vacunaciĂłn para los empleados pĂşblicos de la Comunidad.

En todo caso, Sanidad pide a los ciudadanos que las peticiones de vacunaciĂłn y el acceso a la vacuna se realicen de forma escalonada a lo largo de las seis semanas de duraciĂłn de la campaĂąa, favoreciendo asĂ­ un uso racional y adecuado de los servicios asistenciales sanitarios.

Potenciar la vacunaciĂłn entre pacientes crĂłnicos y personal sanitario
La Junta plantea la presente campaĂąa antigripal con el objetivo de potenciar la vacunaciĂłn en dos colectivos concretos, el de los enfermos crĂłnicos y el de los profesionales sanitarios. En el caso de estos Ăşltimos, la vacunaciĂłn es primordial, ya que al estar en contacto directo con pacientes no sĂłlo tienen el riesgo de sufrir la enfermedad, sino que pueden ser transmisores del virus.

SACYL plantea una serie de acciones especĂ­ficas, tanto de sensibilizaciĂłn como de acceso a la vacuna, dirigidas a alcanzar unas coberturas mĂ­nimas en cada una de sus gerencias de Primaria, Especializada y Emergencias, para llegar, al menos, al 30 % de cobertura vacunal entre los trabajadores de la Gerencia Regional de Salud -el aĂąo pasado se alcanzĂł en torno al 25 % en los profesionales de SACYL-.

En el caso de los enfermos crĂłnicos, la vacunaciĂłn les protege ante el agravamiento que puede provocar la gripe de sus enfermedades de base, por lo que siempre es recomendable que se inmunicen ante la enfermedad. Para este fin, la Junta cuenta con la colaboraciĂłn de las asociaciones de pacientes crĂłnicos de Castilla y LeĂłn, cooperaciĂłn que tambiĂŠn se amplĂ­a a otras alianzas externas con las sociedades cientĂ­ficas, los colegios profesionales sanitarios -entre ellos, el de farmacĂŠuticos- y las organizaciones sindicales, con el fin de ampliar las coberturas vacunales de la Comunidad en los grupos de riesgo sanitarios y sociales a los que se dirige la campaĂąa.

La poblaciĂłn diana a la que se ofrece esta acciĂłn preventiva estĂĄ compuesta por los siguientes grupos de riesgo, ya sea sanitario y/o social: personas adultas y niĂąos mayores de seis meses que padezcan enfermedades crĂłnicas -pulmonares, cardĂ­acas, diabĂŠticos o inmunodeprimidos, entre otras-, asĂ­ como a personas con discapacidad y/o dĂŠficit cognitivo -sĂ­ndrome de Down o demencias-; niĂąos y adolescentes, de entre seis y dieciocho aĂąos, que reciban tratamientos prolongados con ĂĄcido acetilsalicĂ­lico, por la posibilidad de desarrollar el sĂ­ndrome de Reye tras la gripe; personas con obesidad mĂłrbida -Ă­ndice de masa corporal superior a 40-; mujeres embarazadas, en cualquier momento del embarazo; personas institucionalizadas (mayores de seis meses) que residan en instituciones cerradas, como centros o instituciones geriĂĄtricas y centros de asistencia a enfermos crĂłnicos o con discapacidad psĂ­quica o mental, entre otros; personal del Sistema Regional de Salud; grupos que pueden transmitir la gripe a personas de riesgo, como trabajadores de centros asistenciales de personas mayores, trabajadores sociales de similar dedicaciĂłn -atenciĂłn a crĂłnicos- y cuidadores y convivientes de pacientes de riesgo; servicios esenciales para la comunidad, como bomberos, cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado o ProtecciĂłn Civil; trabajadores de granjas y mataderos de aves y otros relacionados con el Medio Ambiente; y personal de EducaciĂłn, especialmente de guarderĂ­as y de centros de EducaciĂłn Infantil.

En cuanto a la vacunaciĂłn contra el neumococo, se mantiene para toda la poblaciĂłn castellana y leonesa a partir de los 60 aĂąos, para las personas que ingresen en instituciones cerradas y centros geriĂĄtricos y para los pacientes que presenten enfermedades crĂłnicas de riesgo -enfermos del corazĂłn, bronquĂ­ticos crĂłnicos o diabĂŠticos, entre otros- que no hayan sido anteriormente vacunados.

Primera Comunidad en vacunaciĂłn de personas mayores de 65 aĂąos
Castilla y LeĂłn vuelve a ocupar el primer lugar entre las comunidades autĂłnomas espaĂąolas en lo referido a cobertura vacunal en personas mayores de 65 aĂąos, con un 70,78 % de la poblaciĂłn diana, por delante de La Rioja, el PaĂ­s Vasco, Cantabria y Navarra. El balance de la campaĂąa regional de 2011 indica que 591.184 personas fueron vacunadas frente a la gripe, alcanzĂĄndose los siguientes porcentajes de cobertura: poblaciĂłn de entre 60 y 64 aĂąos: 33,45 %; poblaciĂłn igual o mayor de 65 aĂąos: 70,78 %; poblaciĂłn igual o mayor de 75 aĂąos: 80,15 %; poblaciĂłn institucionalizada: 93,35 %; personal sanitario en la Comunidad: 30,40 %.

El modelo epidemiolĂłgico de la Junta de Castilla y LeĂłn se sustenta en la Red Centinela Sanitaria, que incluye un patrĂłn para detectar de forma precoz la apariciĂłn de las ondas epidĂŠmicas y que ha sido validado con datos de varios paĂ­ses europeos. AdemĂĄs, en la actualidad estĂĄ incluido en las plataformas de vigilancia del Centro Europeo para la PrevenciĂłn y Control de Enfermedades (ECDC) y de la OMS-Europa.