Salamanca, incluida en un Plan de Fomento para la conservación de carreteras

Carretera en obras en la provincia.

Los 16 contratos de trabajos de conservación y mantenimiento contemplan obras en tramos de carreteras de la red estatal, por un total de 11,29 millones, en diez provincias entre las que se encuentra Salamanca.

El Ministerio de Fomento ha licitado un lote de 18 contratos de obas de construcción de nuevos tramos de carreteras y de mantenimiento de las existentes, repartidos por distintas provincias, y que, en conjunto, suman un importe inversor de 84,11 millones de euros.

  

Los contratos, que incluyen la construcción de nuevos tramos de carretera en Granada y Valencia, se han sacado a concurso a través de la Sociedad Estatal de Infraestructuras de Transportes Terrestres (Seittsa), dependiente del Ministerio.

  

Fomento pone en marcha estas obras de construcción y mejora de carreteras coincidiendo con las manifestaciones realizadas en los últimos días sobre la supuesta incidencia del estado de las vías en la siniestralidad y la seguridad vial.

  

En cuanto a los contratos, dos de ellos corresponden a obras de nueva construcción. Se trata de la ejecución de un tramo de la variante de Granada de la autovía A-44, presupuestado en 59,23 millones de euros, y de la conexión entre la autovía A-3 con la V-30 de Valencia por 13,59 millones.

  

Respecto a los 16 contratos de trabajos de conservación y mantenimiento, contemplan obras en tramos de carreteras de la red estatal, por un total de 11,29 millones, a su paso por diez provincias (Córdoba, Teruel, Asturias, Salamanca, Ávila, Burgos, A Coruña, La Rioja, Madrid y Murcia).

  

Los trabajos a realizar en estas vías abarcan actuaciones de renovación y rehabilitación superficial de los firmes, repintado de marcas viales, construcción de glorietas, mejora del drenaje, estabilización de taludes y reposición de pantallas acústicas.

 

RESURRECCION DE SEITTSA

  

Con la licitación de estas obras a través de Seittsa, el Ministerio relanza esta sociedad pública, constituida en el seno del Ministerio por el anterior Gobierno para promover obras de carreteras y ferrocarriles, pero que llevaba toda la Legislatura sin apenas contratar obras.

  

La firma, que en los últimos cuatro años ha adjudicado obras que suman 35 millones de euros, se incluyó en el proyecto que diseñó Fomento para solucionar el problema de quiebra que presentan ocho autopistas de peaje, sobre el que aún no se ha logrado un acuero. El plan contempla que esta firma pública se quedara con las vías tras una quita del 50% en su deuda.