Salamanca impulsa un proyecto de investigación sobre la cardiotoxicidad en pacientes mayores con cáncer

Foto: T.G.

El IBSAL ha obtenido la financiación del Instituto de Salud Carlos III imponiéndose a hospitales españoles de primer nivel.

El proyecto CARTIER (CArdioToxicity In the Elderly pRogramme) del Instituto de Investigación Biomédica de Salamanca ha obtenido la financiación de 605.000 euros en la convocatoria de subvenciones de la Acción Estratégica en Salud 2014 del Instituto de Salud Carlos III.

 

Este proyecto, coordinado por el Dr. Pedro Luis Sánchez Fernández, jefe del servicio de cardiología del CAUSA, integra a ocho grupos de investigadores del Complejo Asistencial Universitario de Salamanca, la USAL, el Instituto de Neurociencias de Castilla y León y el Instituto de Biología Molecular y Celular del Cáncer, y tiene el objetivo de identificar y caracterizar la cardiotoxicidad derivada del tratamiento quimioterapéutico de pacientes mayores de 65 años con cáncer.

 

Esta identificación permitiría, según la hipótesis del proyecto CARTIER, mejorar el pronóstico y la calidad de vida de los pacientes mayores de 65 años con cáncer, pudiendo llegar a evitar la aparición de la cardiotoxicidad o frenar su progreso mediante la personalización del tratamiento de quimioterapia.

 

El director de Gestión del IBSAL, Ricardo García, ha destacado que el proyecto de Salamanca obtuvo la mejor valoración de todas las propuestas presentadas, que sumaban 22, entre las que se encontraban algunos de los hospitales más prestigiosos de España.

 

Por su parte, el jefe del servicio de Cardiología del CAUSA y coordinador del proyecto CARTIER, Pedro Luis Sánchez, ha explicado que el mismo se desarrollará en varias fases: primero, se realizará un estudio exhaustivo en 30 pacientes, a partir del próximo lunes, para pasar, después, a un ensayo clínico en más de 500 pacientes para comprobar los posibles beneficios del estudio. Además, ya se están investigando modelos animales y celulares.