Salamanca facilitará la transferencia de conocimiento desde los laboratorios a la clínica

Será posible gracias al Instituto de Investigación Biomédica (IBSAL).

El consejero de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Antonio María Sáez Aguado, ha valorado que la acreditación “definitiva” del Instituto de Investigación Biomédica de Salamanca (IBSAL) permitirá “mayor rapidez” a la hora de transferir resultados desde la investigación básica hasta la clínica y a sectores específicos como oncología, hematología, cardiovascular, infecciones u oftalmología.

 

Sáez Aguado ha destacado que el proceso de acreditación del IBSAL se encuentra en su fase “definitiva” y que tendrá que ser validarlo el Instituto Carlos III. Entonces, una vez se cumpla este propósito, el Instituto lo habrá conseguido en “un buen momento” porque podrá acceder ya a proyectos del Instituto Carlos III del 2014 y podrá contar con fondos europeos desde mediados del mismo año.

 

El máximo responsable de la cartera autonómica sanitaria, durante su visita a las instalaciones del IBSAL en el Hospital Virgen de la Vega de Salamanca, ha subrayado que el objetivo es promover “aplicaciones directas” para los ciudadanos desde los grupos de investigación.

 

En cuanto a los motivos que han supuesto que Salamanca sea la sede,  ha valorado que la ciudad cuenta con “lo más relevante” de la comunidad en esta materia gracias a la presencia de grupos de trabajo en el IBSAL, en la Universidad de Salamanca o en el Centro de Investigación del Cáncer, entre otros puntos de conocimiento.

 

Respecto a esta transferencia de conocimientos, Sáez Aguado ha mostrado su satisfacción por la forma en llevarse a cabo en proyectos como el IBSAL pero ha reconocido que hay que darle “un impulso” en otros ámbitos a nivel regional.

 

También, el consejero de Sanidad ha reconocido que el peso de lo público en la investigación está al nivel del resto de países del entorno pero que “no es tanto” cuando se trata de la aportación privada.