Salamanca es la segunda capital de la región con el metro cuadrado de vivienda nueva más caro

El precio medio en Castilla y León disminuyó un 3,5% en 2011

ST-Sociedad de Tasación ha presentado hoy el Boletín de Mercado de Vivienda Nueva de 2011, el único que recoge los datos de vivienda libre en todas las capitales de provincia y poblaciones mayores de 25.000 habitantes. La compañía, que viene elaborando este estudio desde 1985, ha realizado un sondeo directo en más de 75.000 viviendas de distintos tipos correspondientes a 5.000 promociones inmobiliarias diferentes.

Castilla y León


En este informe se detallan las variaciones del valor en todas las Comunidades Autónomas, entre ellas, Castilla y León. Así, tal y como recoge el estudio, el precio de la vivienda nueva de tipo medio en Castilla y León disminuyó un 3,5% en 2011. Ávila y Segovia, con un -7,4% y -6,8% respectivamente, son las ciudades que experimentaron una mayor caída en el precio de la vivienda nueva, mientras que en Zamora (0,3%), repuntó levemente.

Por otro lado, Burgos y Salamanca son las ciudades más caras de la región a la hora de comprarse una vivienda, ya que el metro cuadrado construido cuesta 2.079 y 2.024 euros respectivamente. En el lado opuesto se encuentran Zamora y Ávila, con 1.466 y 1.495 €/m2 construido.

Otras localidades

En cuanto a las poblaciones que no son capital de provincia, el Boletín de Vivienda Nueva indica que Ponferrada (-3%) es la localidad donde más cayeron los precios de la vivienda libre, seguida de Miranda de Ebro (-1,3%). Por otro lado, Aranda de Duero es la única población mayor de 25.000 habitantes donde se incrementó el precio de la vivienda (0,2%). Asimismo, la localidad con el metro cuadrado más caro es Miranda de Ebro 1.831 €/m2 construido. (Ver datos Boletín pag. 39-43).

Resto de España

En comparación con otras Comunidades Autónomas, Castilla y León está por debajo de la media nacional (-4%), con un descenso del 3,5%. La caída fue más acusada en Navarra (-7,3%) y Aragón. Por otro lado, las comunidades autónomas donde menos cayó el precio de la vivienda libre son Galicia (-1,3%) y Extremadura (-2,8%).

Evolución

La economía española experimentó un leve crecimiento desde 2010, pasando del 0,2% en el tercer trimestre de 2010 al 0,8% en el tercer trimestre de 2011, si bien dicho crecimiento no está aparentemente consolidado y las expectativas, tanto para el cierre del ejercicio como para el próximo año, apuntan a una situación de empeoramiento, según los expertos.

Los indicadores económicos que han tenido una influencia sobre el comportamiento del mercado inmobiliario han evolucionado del siguiente modo:

· El Euribor, que es la referencia de los préstamos hipotecarios, mantuvo una tendencia creciente durante 2011, situándose a final del mes de noviembre en torno al 2%.

· El IPC experimentó una tendencia ligeramente creciente durante el segundo semestre. La inflación acumulada en los once primeros meses del año alcanzó el 2,2% (1,8% en 2010) y la interanual en noviembre se sitúa en el 2,9% (2,3% en 2010).

· La evolución de la tasa de desempleo, que ya supera el 20%, mantuvo un ritmo ascendente que podría continuar en los próximos meses en función del resultado en la aplicación de posibles nuevas medidas económicas con la llegada del nuevo Gobierno.

· El mercado inmobiliario de la vivienda redujo su nivel de actividad como consecuencia de las dificultades para obtener financiación. Con carácter general se aprecia una disminución de los precios, que fue menos acusada en el segundo semestre del año.

· Se observa un importante aumento en la oferta de viviendas con antigüedad entre 1 y 5 años pendientes de primera ocupación, puestas a la venta por los departamentos inmobiliarios de entidades de crédito y por particulares no profesionales del sector. Así mismo, aumenta la tendencia de la oferta de alquiler con opción de compra.

Previsiones

Las previsiones macroeconómicas para el año 2012 estiman que la economía española podría empeorar su evolución, y que podría entrar en una nueva fase de crecimiento negativo.

La inflación, según la tendencia de los últimos meses, probablemente se estabilizará en torno al 3%.

El aumento de la inflación y del Euribor respecto al año anterior hace previsible que la renta real disponible para la adquisición de vivienda tenga dificultades para recuperar los niveles de años anteriores. Este efecto se verá potenciado por la incidencia de las tasas de paro y de la incertidumbre laboral asociada.

En el año 2012 la oferta de vivienda nueva seguirá siendo importante, pese a la reducción en el volumen de viviendas iniciadas. La comercialización del stock ya construido será lenta, debido a las causas enunciadas anteriormente. La reducción de dicho stock probablemente será algo más dinámica en las zonas céntricas de las ciudades por la escasez de inmuebles nuevos ya construidos, y también de suelo edificable.

Es de prever que la demanda mantenga -con algunas excepciones puntuales- la situación de debilidad que la caracteriza en los últimos tiempos, y que continúe la tendencia de crecimiento negativo en los precios hasta que se absorba el excedente de oferta existente. Este crecimiento negativo se podrá producir tanto en las primeras residencias como en las segundas viviendas y en las turísticas.

El incremento de los costes financieros conllevará una reducción de los márgenes comerciales de las promotoras, y puede contribuir a prolongar el período de reducción en los volúmenes de inversión en el mercado inmobiliario que se aprecia actualmente.

Como conclusión, es previsible que en 2012 se mantenga el ajuste en el nivel de la oferta iniciado al final de 2008 para adecuarse a un volumen de demanda inferior al de periodos anteriores.

Metodología

ST-Sociedad de Tasación ha realizado este análisis del mercado inmobiliario de la vivienda nueva en todas las capitales de provincia de España. El Boletín se ha desarrollado a partir de los datos de promociones de viviendas con unidades en venta obtenidos por sondeo directo en los lugares de emplazamiento de las mismas.

En el estudio de mercado no se han considerado las viviendas unifamiliares, usadas ni las de protección oficial. Tampoco se han incluido las viviendas con superficies inferiores a 60 m2 o superiores a 160 m2, ni las que tienen condiciones especiales que distorsionan su precio (entre ellas los áticos con terrazas).

El informe se ha elaborado con los datos procedentes de más de 75.000 viviendas correspondientes a más de 5.000 diferentes promociones inmobiliarias de 400 ciudades y poblaciones de todo el territorio nacional. Los resultados indican el precio medio de la vivienda en España, en cada Comunidad Autónoma, en las capitales de provincia y en poblaciones mayores de 25.000 habitantes.