Salamanca es la provincia de la región con más residencias municipales para mayores

Los socialistas piden que la Junta asuma sus competencias y que elabore un plan de reordenación de estos centros, que ahora son "inviables económicamente"
Castilla y León cuenta con 153 residencias municipales o dependientes de las administraciones provinciales. De ellas, destaca el número de la provincia de Salamanca con 47, según los datos aportados por el Grupo Socialista.

Esta cifra “llama más la atención” en los centros residenciales para mayores de corporaciones locales o provinciales con capacidad para menos de 50 personas. En total, la Comunidad acoge 30, de los que 25 se ubican en la provincia de Salamanca.

Por este motivo, el Grupo Socialista en las Cortes Regionalesha elegido Salamanca para anunciar que sus procuradores instarán a la Junta a que se elabore un plan de reordenación y redimensionamiento de las residencias de personas mayores que tienen una capacidad menor a 50 plazas construidas por las corporaciones locales.

Según el secretario regional de Política Social del PSOE de Castilla y León, Jorge Félix Alonso, estas dependencias se han ido abriendo en los últimos años por parte de los ayuntamientos para dar servicio a sus vecinos cuando han visto que la Administración regional, que tiene las competencias, “ha desatendido” estos servicios.

Ahora, en plena crisis económica, los gobiernos municipales suman a las complicaciones por la crisis el mantenimiento de estas residencias que “tienen problemas de viabilidad económica y que repercuten en la garantía de calidad”, ha añadido.

Jorge Félix Alonso ha explicado que las residencias pequeñas son las que tienen más dificultades para su mantenimiento porque es preciso un alto número de profesionales a pesar de que son pocos los usuarios que hacen uso de ellas en los pequeños municipios.

Por este motivo, ha subrayado la importancia del plan y de que la Junta no “desatienda” unas competencias que le son “propias”. “A los ayuntamientos no se les puede dejar con más cargas económicas, se les juntan más problemas de déficit por las residencias”, ha insistido.

En el Plan promovido por el Grupo Socialista se contempla que se defina el número de plazas “óptimo” para que los centros residenciales tengan las condiciones “adecuadas” y que sean económicamente “viables”.

También se pide realizar un informe previo de la situación en la que se encuentran todos los centros con menos de 50 personas para “definir la atención a desarrollar en cada caso” y medidas como que estas dependencias acojan principalmente a personas con mayor grado de autonomía y que los dependientes de mayor grado vayan a centros donde haya más personal.