Salamanca, entre las zonas urbanas cuya población está más expuesta a niveles de ruido perjudiciales

El 60 por ciento de los habitantes de zonas urbanas en España, entre las que se encuentra Salamanca, están expuestos a niveles de ruido de tráfico superiores a 55 decibelios considerados perjudiciales para la salud, una de las tasas más altas de la UE.

Entre las ciudades españolas examinadas, Móstoles es la más afectada por este problema, ya que casi el cien por cien de sus habitantes están expuestos a niveles de ruido perjudiciales. Le siguen A Coruña (casi el 90 por ciento); Elche, San Sebastián, Alcobendas, Castellón, León y Pamplona (entre el 70 y el 80); Cádiz, Vitoria, Valencia, Badajoz y Salamanca (entre el 60 y el 70); y Burgos y Almería (casi el 60).

 

En contraste, Leganés es la ciudad española analizada con menos población expuesta a niveles de ruido prejudiciales (sólo el cinco), mientras que en Alicante y Cartagena el porcentaje se acerca al 20 y en Albacete, Oviedo y Murcia está entre el 40 y el 50. Los datos utilizados corresponden al año 2012.

 

Junto con España, los países de la UE con más población afectada por niveles perjudiciales de ruido (un porcentaje mayor al 50%) son Luxemburgo, Bélgica, Austria, Estonia, Irlanda, Lituania, Holanda, Polonia, Rumanía y Bulgaria.

 

En total, 125 millones de personas en toda Europa están afectadas por niveles de ruido superiores a 55 decibelios (uno de cada cuatro habitantes). El ruido ambiental causa al menos 10.000 casos de muerte prematura en Europa cada año. Al menos 20 millones de adultos sufren molestias y otros 8 millones sufren perturbaciones del sueño por este problema.

   Alrededor de 900.000 casos de hipertensión al año están causados por la contaminación acústica, que provoca 43.000 casos de hospitalizaciones anuales en Europa, según los datos del informe.