Salamanca, entre las seis provincias con el precio del gasóleo más elevado

Los socialistas denuncian que el 'centimazo' ha provocado un descenso del consumo de gasóleo del 24% en la comunidad
El secretario general del Grupo Parlamentario Socialista, José Francisco Martín, ha cifrado en un 23,96 por ciento la caída del consumo de gasóleo en Castilla y León a lo largo del mes de marzo (40.100 toneladas menos), primero de aplicación del denominado 'centimazo', frente a un descenso del consumo del 6,47 por ciento en España.

Esta caída del consumo en comparación con el mes de febrero de 2012 se ha producido también en el caso de la gasolina de 95 octanos, con un descenso del 9,10 por ciento en Castilla y León (2.101 toneladas menos) frente a una merma del 2,39 por ciento en el resto del país.

Segunda comunidad con precios más altos
Según los datos aportados por el secretario general del Grupo Parlamentario Socialista Castilla y León se situó, además, en abril como la segunda comunidad autónoma con los precios más altos de los carburantes, sólo superada por la Comunidad Valenciana, con cinco provincias (Valladolid, Ávila, Palencia, Salamanca y León) entre las seis con los precios más elevados, "sólo" por detrás de Castellón.

El procurador socialista ha asegurado que muchas flotas de camiones con contratos con gasolineras castellanoleonesas han roto esos acuerdos para repostar en otras comunidades autónomas limítrofes donde no se aplica el céntimo sanitario o se ha optado por una tarifa menor, como es el caso de Madrid o Asturias. Del mismo modo, ha puesto como ejemplo el caso de los camioneros portugueses que, aunque les sigue interesando repostar en Castilla y León, lo hacen sólo por "lo justo" para llegar a País Vasco y Navarra y llenar allí a tope sus depósitos.

Martín, que ha asegurado ser un gran conocedor de lo que pasa dentro de la Consejería de Hacienda, ha ido más allá en sus afirmaciones y ha aseverado que en el departamento que dirige Pilar del Olmo hay una "gran preocupación" por la evolución del consumo de los carburantes y por su impacto en la recaudación hasta el punto de que hay "broncas" diarias para el director general que ideó la implantación del céntimo sanitario y al que "ha salvado el culo", según ha ironizado, con sus críticas.

El procurador socialista ha vuelto a reclamar otro modelo fiscal que grave más al que más tiene con la supresión del 'centimazo sanitario' por otras figuras como aumentar la tributación en los tramos superiores del IRPF a partir de los 60.000 euros al igual que en el caso del Impuesto de Patrimonio, recuperar el impuesto de Sucesiones y Donaciones para las grandes fortunas y limitar los beneficios fiscales de todo tipo, como ha hecho ya la Junta, según ha reconocido, a pesar de haber votado en contra antes de las propuestas socialistas en este sentido.

El secretario general del Grupo Parlamentario Socialista ha aprovechado la ocasión también para cargar contra el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, al que ha acusado de pretender "escamotear" un total de 500 millones de euros que le corresponderían a Castilla y León si se hiciese una verdadera inspección fiscal sobre los "defraudadores" y "delincuentes" a los que pretende amnistiar a través de una medida "injusta e ilegal" que "perjudican a todos los que cumplen religiosamente sus obligaciones fiscales".

Deslealtad del Gobierno
Martín ha tachado este hecho de "enorme deslealtad institucional del Gobierno con Castilla y León" al "quitarnos directamente un dinero que nos pertenece", siempre que se hiciese esa inspección fiscal en el impuesto de la renta a "esos elementos" --en referencia a los amnistiados-- con el pago de cuotas, recargas, sanciones e intereses de demora, lo que equivaldría a 200 euros por cada ciudadano de Castilla y León, según sus cálculos, y evitaría los recortes realizados en Sanidad, Educación y Servicios Sociales.