Salamanca, de nuevo en alerta amarilla por bajas temperaturas

A pesar de eso, el sol brillará en casi toda España
Un total de 22 provincias de la Península estarán este miércoles en alerta amarilla (riesgo) por temperaturas mínimas, que podrían alcanzar los -6 grados centígrados en zonas del interior y hasta -7 grados centígrados en la zona Pirenáica, -8 grados centígrados en Cataluña, y -9 grados centígrados en la Serranía de Guadalajara según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Así, la alerta amarilla se ha activado también por las temperaturas mínimas, que bajarán a -1 grado centígrado en Córdoba y llegarán a marcar de -4 a -6 grados centígrados en Albacete, Cuenca, Guadalajara (donde en la Serranía llegarán a -9 grados centígrados), las nueve provincias de Castilla y León, Madrid, La Rioja, Zaragoza y Teruel.

Por su parte, las mínimas podrían caer hasta -7 grados centígrados en Huesca y Navarra, y a -8 grados centígrados en Lérida, Gerona y Barcelona, que también mantendrán un aviso amarillo este miércoles.

De acuerdo a las predicciones de la AEMET, las heladas serán localmente moderadas en el interior de la mitad norte peninsular y los intervalos nubosos afectarán al este de Baleares y litoral de Alborán, con posibilidad de alguna precipitación débil al principio del día, que irá tendiendo a poco nuboso.

En el resto de la Península predominarán los cielos poco nubosos o despejados y en Canarias se prevé un miércoles nuboso en el norte de las islas de mayor relieve y poco nuboso o con intervalos nubosos en el resto del archipiélago.

Los bancos de niebla matinales serán probables en Galicia y Castilla y León y las temperaturas experimentarán un ascenso ligero a moderado, menos en Galicia, Andalucía y Canarias, donde permanecerán sin cambios.

Finalmente, el viento de componente norte soplará con carácter moderado en Baleares y Canarias, y con algunos intervalos de fuerte en el nordeste de Gerona y Menorca. Con carácter flojo a moderado y desde el este soplará en el litoral de Alborán y en el resto se prevén vientos flojos.