Salamanca cuenta con seis profesionales médicos para responder a consultas de alergología

La provincia envió más de 21.000 'sms' sobre las concentraciones de pólenes
La Junta de Castilla y León aborda la atención de las alergias desde ámbitos de actuación que van desde el asistencial al de la prevención y la salud pública, pasando por la vigilancia y el control de alergénicos, cuya presencia pueda repercutir en el bienestar sanitario de los ciudadanos. Unos 60 profesionales sanitarios participan hoy en el Hospital Universitario 'Río Hortega' de Valladolid en una jornada sobre patología alérgica.

Las estimaciones en Castilla y León indican que alrededor del 30 % de la población sufre o sufrirá algún tipo de alergia, en mayor o menor medida, a muy diferentes alergénicos, siendo los relacionados con el polen los más frecuentes. La cifra, además, presenta una tendencia creciente. Estas estadísticas tienen su reflejo en la actividad asistencial, de manera que en torno al 5 % de las consultas en Atención Primaria tiene su origen en procesos alérgicos.

La Junta de Castilla y León aborda la atención de este problema sanitario desde una perspectiva que implica distintos ámbitos de actuación, que van desde el asistencial al de la prevención y la salud pública, pasando con la vigilancia y el control de los alergénicos presentes que puedan tener repercusión en la salud de las personas.

En 2011, el sistema sanitario público castellano y leonés atendió exactamente en el ámbito de la Atención Especializada 83.000 consultas de alergología, mientras que durante el primer semestre del año en curso han sido 55.544.

Para atender esta carga asistencial, SACYL cuenta con 37 médicos especialistas en Alergología repartidos en las nueve provincias: en Ávila, 2; en Burgos, 6; en León, 5; en Palencia, 3; en Salamanca, 6; en Segovia, 3; en Soria, 1; en Valladolid, 8; y en Zamora, 3.

Responsabilidad de los pacientes
La propia responsabilidad de los pacientes, manifestada no solo en el seguimiento de sus tratamientos o en el cumplimiento de las pautas de revisiones, sino en la prevención y la evitación de factores desencadenantes, es otro de los aspectos en los que los alergólogos hacen incidencia en relación con un mejor uso de los recursos asistenciales.

En el caso de las alergias, especialmente las vinculadas al polen, la Junta mantiene su sistema de vigilancia, control e información sobre concentraciones polínicas en la Comunidad, a través de su red de estaciones de medición y del uso de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación.

Esta información sobre las concentraciones polínicas, sobre los consejos a adoptar por los alérgicos y sobre la evolución de estas situaciones de acuerdo con las condiciones climáticas y estacionales es de una enorme utilidad, no solo para que los ciudadanos afectados adopten conductas preventivas en su quehacer habitual, sino para la propia organización asistencial y sus profesionales.

La accesibilidad a estos datos es primordial para mejorar la calidad de vida de estos pacientes y su implicación en el autocuidado y, en este sentido, la Junta de Castilla y León mantiene una estructura informativa en la que los accesos a través de Internet y vía telefónica mediante SMS cuentan con un importante seguimiento ciudadano.

Los datos del sistema de envío de mensajes a teléfonos móviles con información sobre las concentraciones de pólenes indican que en los primeros nueve meses de 2012 -de enero a septiembre- se han enviado 167.597 SMS, cuyo reparto, de acuerdo con cada estación vinculada, es el siguiente: Ávila, 9.509; Burgos, 18.296; León, 40.744; Palencia, 7.415; Salamanca, 21.779; Segovia, 12.496; Soria, 6.219; Valladolid, 40.837; y Zamora, 10.302.