Salamanca cuenta con el 12% del censo de vacas nodrizas y busca "no verse perjudicada" en las ayudas PAC

COAG y UPA analizarán el 25 de noviembre el futuro del sector del vacuno en la PAC en una jornada que contará con la presencia del director de este grupo en Castilla y León, Juan Pedro Medina.

La Alianza por la Unidad del Campo que forman COAG y UPA ha puesto de relieve la importancia de un sector como el vacuno de carne en Salamanca y Castilla y León, que aglutinan el mayor porcentaje de cabezas de España y por ello celebrarán una jornada el próximo 25 de noviembre que contará con la presencia, entre otros, del director general de la PAC en Castilla y León, Juan Pedro Medina.

 

Tal es así, y como señaló el secretario provincial y regional de COAG, Aurelio Pérez, "la provincia de Salamanca cuenta con más de 280.000 cabezas, el 12% del total del censo de vaca nodriza y no queremos vernos perjudicados. Los derechos nos preocupan ya que no es lo mismo repartirlos según se hace ahora que si se reparte a todos por igual", indicó.

 

No en vano, España cuenta con 2,2 millones de vacas nodrizas, de los que 1,4 millones tienen derechos, mientras que Castilla y León tiene 550.000 vacas y 398.000 derechos.

 

Ante esta situación, Pérez ha señalado que los pagos de la PAC deben estar ligados a la producción y que durante años pasados "todos los que han defendido el desacoplamiento de las ayudas ahora han tenido que rectificar, algo obvio, tras el acuerdo alcanzado en Castilla y León de agricultor activo".

 

Para el secretario provincial y regional de COAG, ha habido "mucha especulación con los pastos y lo que queremos es defender la ganadería en extensivo de modo que nadie sea beneficiario de las ayudas justificando pastos, pero sin vinculación a una producción ganadera como ya ha ocurrido".

 

También ha denunciado que es impensable que cebaderos "vacíos y cerrados cobren las ayudas", al tiempo que ha destacado que percibir las ayudas debe estar ligado a "una actividad agroganadera. Hemos pasado mucho tiempo en retroceso por el desacoplamiento de las ayudas y ha habido trapicheo de derechos de producción que debe terminar para garantizar el futuro del sector".