Salamanca corre... 'a tope'

Las calles de la capital fueron testigo de una carrera de poco más de 8 kilómetros, no competitiva y que reunió a más de 2.000 personas con y sin dorsal. Divertirse de otra manera es posible...

Salamanca volvió a correr 'a tope' con una nueva prueba deportiva, aunque no competitiva por las calles de la capital, y sin la luz del día, hecho que dotó de una belleza especial a una carrera en la que el crono era lo de menos.

 

Lo importante era buscar, por tercer año consecutivo, una nueva manera de divertirse, de hacer algo diferente, además de cuidarse con el deporte de moda, que muchos llaman 'running' cuando quieren decir correr.

 

La carrera partio de Dominicos para seguir por el Puente Enrique Estevan, el carril - bici del rñio, Puente Romano, Cuesta de Oviedo, calles del centro de la capital, cuesta San Blas, calle Compañía y... otra vuelta más hasta completar todo el recorrido.

 

A los 1.200 dorsales se les sumaron otros tantos que corrieron sin él con una temperatura y un escenario idílicos en el que correr se ha convertido en una actividad más para practicar el sábado por la noche con... Salamanca a tope.

 

El año que viene será el cuarto consecutivo y seguro que hay más y mejor. Prepáranse que en nada llega.