Salamanca contará en tres meses con un Plan de Gestión de la Ciudad Vieja

Patio de Escuelas de Salamanca (Foto: Félix Rivas)
El alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, ha propuesto a los grupos Popular y Socialista trabajar conjuntamente en este proyecto
A continuación, el nuevo documento se someterá a la participación y al debate de la sociedad salmantina, en línea con las directrices marcadas por la UNESCO.  

Paralelamente a este debate “abierto” se ultimará el contenido del nuevo Plan Especial del Conjunto Histórico, que se presentará en el plazo de tres meses desde la aprobación definitiva del Plan de Gestión.  

Con estos planes, ha explicado el alcalde, se potenciarán las acciones para la conservación, tutela y puesta en valor de nuestro principal patrimonio monumental, a través, entre otras, de la mejora del catálogo de edificaciones, el refuerzo de las normas de conservación del parcelario, densidades, usos y condiciones de edificación, la redelimitación de los entornos de los Bienes de Interés Cultural, la definición de los valores paisajísticos de la ciudad y de sus áreas singulares, o la definición de áreas de mejora de la habitabilidad o de rehabilitación y regeneración urbana.  

Asimismo, ha recordado que la ciudad ya cuenta con una normativa que facilita e impulsa la conservación y protección de estos ámbitos, que es la recogida en el Plan General de Ordenación Urbana.
   

La elaboración de estos dos planes nuevos se integran en el decálogo de medidas concretas para la protección y conservación del patrimonio histórico de Salamanca como “fuente de actividad económica y de creación de empleo, fundamentalmente en los sectores comercial, hostelero y turístico”, que el alcalde quiere que sea el punto de partida para la búsqueda en los dos grupos municipales, PP y PSOE, de un acuerdo común sobre patrimonio.  

PATRIMONIO  

Fernández Mañueco, tras su reunión con los representantes de los dos grupos políticos con representación en el Ayuntamiento de Salamanca, Carlos Carbayo, por el Grupo del Partido Popular, y Joaquín Corona, por el Grupo Socialista, ha destacado que el patrimonio histórico-artístico de Salamanca es “una de nuestras principales señas de identidad”.  

En este sentido, ha reconocido los “tres hitos” marcados por los anteriores alcaldes y sus corporaciones en el actual periodo democrático en la defensa del patrimonio y de la cultura de Salamanca como son el Plan Especial del Conjunto Histórico en el año 1984, el título de Ciudad Patrimonio de la Humanidad, declarada por la UNESCO en el año 1988, y el nombramiento de nuestra ciudad como Capital Cultural Europea en el año 2002.   Alfonso Fernández Mañueco, que ofreció el acuerdo a la oposición en el pleno municipal celebrado el pasado viernes, ha destacado que “para la promoción, protección y puesta en valor de este acervo patrimonial, se hace necesario desarrollar iniciativas en distintos ámbitos, como la planificación y gestión urbanística, la normativa y la rehabilitación patrimoniales”.  

DECÁLOGO  

En el decálogo, en cuanto a la Plaza Mayor, Alfonso Fernández Mañueco ha anunciado la elaboración de un Reglamento de Utilización en el plazo de dos meses, que determine con carácter general las actividades autorizables.
 

La redacción de este reglamento se consultará al Consejo sectorial de Urbanismo y Medioambiente, la Comisión técnico-artística municipal y la Comisión Territorial de Patrimonio de la Junta de Castilla y León.  

También ha anunciado el compromiso general de colaboración en la gestión del patrimonio histórico artístico destinado la apertura de sus espacios al turismo y a la generación de economía y de empleo, como se ha actuado recientemente en las Torres de la Clerecía. 
 

El Ayuntamiento de Salamanca también realizará actuaciones de rehabilitación, previa dotación de la correspondiente partida presupuestaria, en diferentes inmuebles y espacios.  

Se trata de propuestas para la Torre de las Campanas de la Catedral Nueva, para su incorporación al recorrido turístico de Ieronimus; el puente de Enrique Estevan, donde, coincidiendo con su centenario, se estudiarán las acciones a realizar, fundamentalmente de limpieza, saneamiento y pintura y, en su caso, de consolidación estructural; y la Casa Lis, en la que se solventarán las humedades existentes en la fachada sur y, además, se realizará una adecuación de instalaciones para almacén en los laterales de la escalinata existente en dicha fachada.  

También se contempla la urbanización y ajardinamiento del entorno de las Casas de la Muralla, supeditada en su ejecución a la realización del proyecto del Ministerio para la rehabilitación y consolidación estructural de la muralla, y la colaboración con los empresarios del Mercado Central en su rehabilitación, que consistirá en el asesoramiento sobre las actuaciones a materializar y, en su caso, la redacción de los proyectos técnicos necesarios.  

OTRAS PROPUESTAS  

Una nueva ordenanza regulará, en el plazo de seis meses, la publicidad, rótulos comerciales, mobiliario urbano y uso de las fachadas en el casco histórico, previo  pronunciamiento favorable tanto de la Comisión técnico-artística municipal como de la Comisión Territorial de Patrimonio de la Junta de Castilla y León, y ya se trabaja en la definición y puesta en marcha de la nueva señalización turística.
 

En la reunión también se ha acordado cooperar con la Junta de Castilla y León para definir actuaciones en la Calzada Romana a su paso por El Zurguén, a efectos de su señalización informativa, limpieza y musealización.  


Asimismo, Fernández Mañueco ha anunciado la puesta en valor del Parque Arqueológico del Cerro de San Vicente, estableciendo un programa de recorridos guiados por los restos del poblado de la Edad de Hierro. Se realizarán asimismo acciones de desbroce y limpieza, y de vallado del entorno.  

También se creará una comisión de expertos para el estudio y propuesta de alternativas viables para la puesta en marcha del Museo de Historia de la Ciudad y la dinamización cultural, turística y económica de este entorno.  

El decálogo de medidas concretas ofrecidas por el alcalde se completa con la mejora de la accesibilidad en el entorno de las Catedrales y en el conjunto del Casco Histórico y la definición y puesta en marcha de la nueva señalización turística.