Salamanca, con la inestabilidad por bandera hasta el 13 de mayo

(Foto: Chema Díez)

Las temperaturas en lo que va de mes de mayo son entre 2 y 4 grados de media más bajas de lo que deberían para esta época del año.

Los cielos nubosos, las precipitaciones y las tormentas se mantendrán durante buena parte de esta semana, al menos hasta el viernes, cuando empezará a volver la estabilidad a la atmósfera y subirán los termómetros hasta los primeros días de la siguiente semana, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

  

Según ha explicado la portavoz de la AEMET, Ana Casals, "va a seguir así hasta el viernes, aunque no en todas partes". En concreto, ha señalado que este martes los cielos estarán cubiertos o nuboso en gran parte de la Península y se esperan tormentas en el centro, oeste y sur peninsular. Las tormentas serán "localmente fuertes o persistentes" en el oeste de Andalucía y sistema Central.

  

Así, ha indicado que cuanto más hacia el norte las precipitaciones serán más débiles y menos probables en el Cantábrico oriental y en zonas de la cuenca del Ebro. Durante la segunda mitad del día también afectarán al extremo sudeste y también lloverá en Canarias, ya que el frente "afecta a todas las zonas". Las precipitaciones en el archipiélago canario serán "más probables" en las islas orientales y en el norte de las occidentales, mientras que en Baleares únicamente se prevén intervalos nubosos.

  

Respecto a la cota de nieve, ha dicho que en Pirineos estará en 1.700 a 1.900 metros pero a lo largo del día subirá entre 1.900 y 2.100 metros; en el noroeste, donde no suben las temperaturas, estará entre 1.300 y 1.600 metros. En el sistema Central, entre 1.600 y 1.800 metros y en Sierra Nevada, entre 2.300 y 2.500, pero bajará a 1.700 o 1.900 metros.

  

En cuanto a las temperaturas, las mínimas descenderán en la mitad norte y en Castilla-La Mancha y las diurnas subirán en el este de la Península, sobre todo en el nordeste, en la mitad oeste bajarán ligeramente en algunas zonas de Extremadura y Andalucía occidental, León, Orense y en el Cantábrico occidental. Los vientos soplarán de componente sur y de componente este en el área mediterránea y de componente oeste en Canarias.

  

Sobre el miércoles, ha dicho que de nuevo habrá cielos nubosos o muy nubosos con precipitaciones en la mayor parte de la Península salvo e en el litoral cantábrico, porque hay vientos del sur. Tampoco parece que vaya a llover en el litoral oriental peninsular y en Baleares, porque la nubosidad será menos abundante.

  

En la mayor parte de la Península se prevén cielos nubosos o muy nubosos con precipitaciones "prácticamente todo el día", salvo en el litoral Cantábrico y en el litoral oriental peninsular y Baleares, donde la nubosidad no será tan abundante aunque sí puede llover pero con precipitaciones más débiles, dispersas y menos probables. También pueden producirse tormentas, que serán localmente fuertes o persistentes en la mitad oeste de Andalucía y extremo norte de Extremadura.

  

Respecto a Canarias, podría haber intervalos nubosos pero podría haber algunas precipitaciones en las islas de mayor relieve. Casals ha dicho que serán "significativas" las brumas y las nubes bajas en Baleares.

   En cuanto a la cota de nieve, la portavoz ha precisado que nevará en Pirineos por encima de 1.800 a 2.100 metros, de 1.600 a 1.800 metros en el noroeste y cordillera cantábrica y en el resto de la Península a partir de 1.600 a 1.900 metros.

  

Casals ha dicho que los termómetros descenderán en el Cantábrico, sobre todo en el occidental, en el alto Ebro y en algunas zonas del interior peninsular. Por el contrario, espera que suban en algunas zonas del área mediterránea.

  

Mientras, prevé que los vientos soplen de suroeste en la cuenca Atlántica, área Mediterránea y Baleares y que habrá intervalos de viento fuerte en el litoral y otras zonas de Andalucía. El viento soplará igualmente en la cordillera cantábrica y Pirineos aunque allí amainará. En Canarias los vientos soplarán del oeste con intervalos de fuerte en las medianías.

 

TORMENTAS Y TERMÓMETROS MÁS FRESCOS DE LO NORMAL

  

De cara al jueves, la portavoz ha explicado que seguirán los cielos nubosos en buena parte de la Península y que las precipitaciones estarán acompañadas de algunas tormentas. En el extremo oriental peninsular y Baleares "solo" se esperan intervalos nubosos aunque no se puede descartar alguna precipitación débil. "Si cae algo sería muy débil y con intervalos nubosos", ha comentado. Mientras, en Canarias se revén intervalos nubosos y precipitaciones en las islas de mayor relieve.

 

La cota de nieve ese día se situará entre los 1.900 y 2.300 metros de altura y las temperaturas subirán "un poco" en el área mediterránea. "Están muy frescas en todo el país porque las precipitaciones serán abundantes salvo en el área mediterránea, donde pueden superar los 20 grados centígrados, mientras que en el resto, como mucho tendrán de 16 a 18 grados centígrados en Castilla y León y Castilla-La Mancha.

  

En general, Casals ha indicado que esta semana los termómetros están entre 4 y 10 grados por debajo de los niveles normales para esta época. Por ejemplo, en Madrid, Toledo, norte de Ciudad Real, en general "en el centro", el mercurio está de 7 a 10 grados centígrados más bajas de lo normal para estas fechas. Mientras, en el sur de Castilla y León están entre 4 y 7 grados centígrados por debajo de lo normal y entre 2 y 4 grados centígrados menos en Salamanca, Zamora, León, casi todo Valladolid, Palencia, Burgos, norte de Soria. Por el contrario, en Cantabria y Asturias la diferencia está entre 4 y 7 grados centígrados por encima de lo normal.

    

Después de esta semana, ha adelantado que "parece que se va a ir estabilizando el tiempo", pero el viernes y el sábado todavía habrá precipitaciones de "cierta intensidad" en el extremo norte y serán poco probables en el resto de la Península y Baleares. A partir del domingo, se afianzará la estabilidad y habrá poca posibilidad de precipitaciones y los cielos estarán poco nubosos.

 

El fin de semana, según se recupera la estabilidad, las temperaturas comenzarán a subir, el sábado "por todas partes menos en Navarra, La Rioja, centro de Aragón" y subirán en el resto, donde más, en zonas del este de Cataluña y de la Comunidad Valenciana y, "sobre todo en Castilla y León y Cataluña", donde podrían llegar a 26 grados centígrados.