Salamanca, ciudad amurallada

(Foto:F.Rivas)

La entrada por la calle San Pablo vuelve a la imagen de hace más de un siglo

La ciudad de Salamanca ha recuperado la imagen de ciudad amurallada en su entrada por la calle San Pablo después de varios años para tirar las casas adosadas al lienzo y del acondicionamiento de la zona.

 

El Ayuntamiento y el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas han finalizado la rehabilitación y acondicionamiento, en los dos proyectos iniciados, gracias a un presupuesto conjunto de más de 525.000 euros.

 

Así lo han destacado hoy el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, y el subdelegado del Gobierno, Javier Galán, quienes han visitado estas obras que han puesto fin a “un largo contencioso de la ciudad” debido a la polémica inicial con los vecinos que vivían en las casas adosadas a la muralla.

 

Fernández Mañueco ha subrayado que esta actuación “dignifica” una de las puertas principales de entrada a la ciudad, en una zona que recibe numerosas personas por su enclave en el Conjunto Histórico.

 

Las obras han permitido recuperar un tramo de la Muralla procedente de los siglos XI y XII y la imagen original de esta zona de la ciudad que tenía hace más de un siglo, y  el alcalde no ha descartado que en el futuro haya nuevos proyectos en otros tramos.

 

Tanto Fernández Mañueco como Javier Galán han destacado la suma de esfuerzos entre las administraciones para llevar a cabo este proyecto que beneficiará a Salamanca como ciudad patrimonial, cultural y turística.

 

OBRAS MUNICIPALES

 

Las obras que ha llevado a cabo el Ayuntamiento de Salamanca, adjudicadas por un coste de 290.708 euros, se han centrado, principalmente, en el acondicionamiento mediante la urbanización y el ajardinamiento del espacio ocupado por las antiguas viviendas demolidas.

 

Asimismo, se ha procedido a la mejora del acerado del Paseo del Rector Esperabé comprendido entre el Arroyo de Santo Domingo y la calle Teso de San Nicolás. Se ha dado continuidad al diseño urbanístico de Rector Esperabé y de la calle San Pablo con la creación de un murete de piedra.

 

En cuanto al ajardinamiento y ornamentación del talud que queda entre el murete de nueva creación y la muralla es similar al de Rector Esperabé y la calle San Pablo, ha explicado el primer edil.

 

OBRAS MINISTERIO

 

Por su parte, el subdelegado del Gobierno ha destacado que la actuación llevaba a cabo por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, con un presupuesto de 234.979 euros, ha servido para sanear y consolidar esta parte de la muralla.

 

 

Respecto a la Cerca Vieja, se ha incidido en actuaciones de drenaje para evitar la posible acumulación de agua en el lecho interno de escorrentía contra la muralla; la puesta de anclajes para mejorar la resistencia al vuelco del muro; la limpieza de las juntas de la muralla; y la eliminación de la vegetación o el cegado de huecos, cuevas y de la antigua escalera de acceso al huerto, entre otras.

 

Asimismo, se han sumado trabajos arqueológicos por parte del Ministerio en la Cerca Nueva, de limpieza, consolidación y remate de la misma, así como de  eliminación de vegetación próxima al muro.