Salamanca cierra la puerta a grandes eventos deportivos durante cuatro años

La capital no acoge una gran cita deportiva desde agosto de 2011, cuando fue escenario de una contrarreloj de la Vuelta. El Ayuntamiento ha dejado a deportes como el baloncesto femenio, el fútbol y el atletismo sin competiciones de alto nivel los últimos cuatro años.

Salamanca, acostumbrada durante años a acoger periódicamente grandes citas deportivas, ha quedado fuera de este club y lleva más de cuatro años sin solicitar alguna competición de alto nivel. La última vez fue el agosto de 2011, cuando acogió una contrarreloj de la Vuelta Ciclista a España. De aquella jornada salió líder el que hoy es el mejor ciclista del momento, el keniano Chris Froome, una paradoja porque miemtras el ciclista del Sky arrasa sobre la bici, Salamanca ha salido del escenario internacional de las grandes citas deportivas. Algo con lo que los grupos de la oposición quieren acabar.

 

Ligar el nombre de Salamanca a eventos deportivos de alto nivel fue, durante años, una de las estrategias preferidas del Ayuntamiento. Eran otros tiempos, de menos estrecheces económicas, pero desde entonces se ha renunciado a las posibilidades de promoción que estas citas ofrecen. Y no porque se haya dejado de invertir en promoción, sino porque se han elegido otros escenarios para ello. Pero también se ha renunciado al respaldo que, para los deportes con más predicamento en Salamanca, supone la presencia de grandes equipos y deportistas.

 

Años atrás, la ciudad acogió esa etapa de la Vuelta, a la selección española de fútbol (la 'roja' jugó en el Helmántico en octubre de 2010 su primer partido tras proclamarse campeona del mundo), la Copa de la Reina de baloncesto de 2009, un Mundial de Enduro, un campeonato de España de atletismo en 2002, un Campeonato de España de cross, una copa de Europa de campo a través de atletismo... Todo ello sirvió, por un lado, para dar proyección a la ciudad a través del deporte, cosa que se ha hecho a partir de proyectos deportivos netamente salmantinos, como el club Perfumerías Avenida o los equipos de atletismo de la Universidad de Salamanca.

 

De ello se han beneficiado deportes como el baloncesto femenino, el ciclismo y el atletismo, los que más éxitos han dado al deporte salmantino y los que cuentan con mayor estructura y afición. De esta manera se incentivaba proyectos que han contado con apoyo municipal y que tenían en estos grandes eventos una ocasión para seguir creciendo.

 

 

PROYECCIÓN E INSTALACIONES

 

Precisamente la proyección de la imagen de Salamanca y el espaldarazo que suponen estas competiciones de alto nivel para los proyectos deportivos locales están entre los motivos que esgrime la oposición en el Ayuntamiento para retomar estas actividades. Con el lógico límite de la dispobilidad presupuestaria, el grupo municipal de Ciudadanos ha incluido retomar este tipo de citas como parte su acuerdo programático de investidura para permitir a Alfonso Fernández Mañueco repetir como alcalde.

 

La ocasión se presenta ahora como idónea toda vez que la ciudad está a punto de reestrenar la ciudad deportiva de La Aldehuela, un proyecto con un coste total de 30 millones de euros por el que se lleva años esperando y al que habrá que sacar partido. Por un lado, se ha marcado la necesidad de que clubes y deportistas federados tengan todas las facilidades posibles para su uso. Y por otro se considera necesaria una estrategia para sacar rendimiento a la nueva pista cubierta de atletismo, una de las pocas de España y con enormes posibilidades para acoger campeonatos de alto nivel. De hecho, entre sus objetivos está una Copa de Europa.