Salamanca capital cuenta con 16.000 perros censados con 'hogar' propio

Se quiere concienciar a los propietarios de perros peligrosos de la importancia del cumplimiento de la normativa respecto a esta raza de caninos.

La ciudad de Salamanca cuenta actualmente en su registro municipal con un total de 15.690 perros censados, una cantidad de mascotas que ha ido aumentando en los últimos años.

  

Con la intención de fomentar la tenencia responsable de animales e informar a los propietarios de las obligaciones que deben cumplir, el Ayuntamiento pondrá en marcha en los próximos meses nuevas iniciativas de concienciación.

  

En este sentido, el Consistorio, durante el pasado año y a lo largo de 2014,  ha llevado a cabo diferentes iniciativas por los parques de la ciudad con el fin de "sensibilizar a sus propietarios" de que están obligados a recoger las heces de sus mascotas cuando las depositan en la vía pública, y concienciar a los propietarios de perros peligrosos de la importancia del cumplimiento de la normativa respecto a esta raza de caninos.

  

Con este fin, el Ayuntamiento, según la información municipal facilitada a Europa Press, se han repartido 160.000 bolsas de perros y 8.000 trípticos informativos en los que se exponen los motivos por los que no se deben dejar depositadas las heces en la calle.

  

Además, las campañas se han completado en los últimos meses con el envío de trípticos informativos a la tiendas de animales, clínicas veterinarias y centros municipales, y con 50 talleres para niños de entre cinco y ocho años sobre la tenencia responsable de animales y para concienciar a los escolares sobre la recogida de heces de perros en la calle.

 

PERROS SUELTOS

  

A estas campañas se ha sumado el proyecto municipal de habilitar distintos espacios donde las mascotas puedan paseas sueltas, sin correa. Para ello, se han acondicionado parte del Parque de los Jesuitas y el Parque de El Baldío, junto a la Aldehuela.

  

En el primer caso se trata de un espacio de 2.000 metros cuadrados en el que se ha instalado un vallado perimetral, con valla de 1,20 metros de altura, bancos y dos contenedores para la recogida de excrementos caninos.

  

Respecto al Parque de El Baldío, se ha adaptado el parque en su totalidad como zona de esparcimiento de animales de compañía mediante la reparación de seis de sus puertas. Este espacio cuenta con 115.280 metros cuadrados de esparcimiento y dispone además de cerca de medio centenar de bancos.