Salamanca brilla con la magia de los más pequeños en la tradicional cabalgata

Miles de niños se agolparon en las calles de la capital para recibir a sus majestades de Oriente y corresponder con su ilusión su presencia en Salamanca.

Los Reyes Magos ya están aquí... Salamanca se ha llenado de magia un año más con la tradicional cabalgata que ha creado sonrisas y admiración entre los más pequeños an un momento muy especial y que llevaban esperando 364 días.

 

La comitiva, formada por 450 personas, ha partido del parque de La Alamedilla con el fin de recorrer numerosas cales de la capital hasta llegar a la Plaza Mayor, para volver al destino original, repartiendo caramelos y, especialmente, mucha ilusión.

 

Miles de niños se agolparon en las calles de la capital para saludar y dar la bienvenida un año más a sus majestades los Reyes de Oriente que no dejaron escapar la oportunidad de cumplir con los deseos de las cartas que todos habían enviado gracias al Cartero Real.

 

(Fotos: Chema Díez)

 

450 MIEMBROS EN A COMITIVA REAL

 

El nombre de las carrozas elegidas para este año han sido “Estrella de Belén”, “Pez Nemon” “Carroza Tortuga”, “Góndola Veneciana, “Casita de cuento”, “Tren del Bosque”, “Puente Mágico” y “Tren de luces”. Los tronos y tres de las carrozas tienen una longitud de 10 metros cada una, mientras que el “Tren del Bosque” tiene 40 metros de longitud y la “Casita de Cuento” y el “Tren de luces” miden 20 metros.

 

 

GRUPOS DE ANIMACIÓN

 

Junto a los tronos reales y las carrozas fueron varios grupos de animación, encargados de acompañar a Sus Majestades Los Reyes Magos de Oriente y de animar a los asistentes con sus bailes y su música.

 

La compañía burgalesa Cal y Canto ofreció su espectáculo “Ataka”, un descubrimiento visual donde aparecen hasta veintidós artefactos voladores, creando un espectáculo vanguardista que sorprende por su originalidad.

 

Los andaluces El Carromato ofrecieron “Big Dancers”, un espectáculo de marionetas gigantes, de música y de efectos de luces sincronizados con los ritmos y los movimientos coreográficos. Se trata de una performance itinerante de calle en la que marionetas gigantes, de 4 metros de altura, danzan e inundan las calles de música guiados por el zancudo que ejerce como maestro de ceremonias, quien invita a los espectadores a bailar.

 

 

Los vallisoletanos Kull d' Sac, seis músicos y siete actores, se vistieron de "Juguetes" y convertirán la calle en su lugar de juegos. La bailarina, el soldadito, marionetas, saltimbanquis y los muñecos de cuerda con su incansable ritmo dixie... Convierten sus deseos realidad en una noche mágica.

 

La Asociación Juvenil Remolino de Arte, salmantina, ofreció un espectáculo de danza y malabares llamado “Hombrecillos luminosos”.

 

Y por último, participó también la Agrupación Musical La expiración, también salmantina, que acompañó con su música y sus ritmos navideños a los Reyes Magos y su séquito.

(Foto: Chema Díez)
Ver album