Salamanca aprende a distinguir y tratar las setas

La Sociedad Micológica de Salamanca ha organizado una exposición de setas y hongos en pleno centro de Salamanca para acercar a aficionados y neófitos cientos de ejemplares de esta 'flor de otoño' vital para nuestros bosques y que también en numerosos casos, siempre con mucho cuidado y sabiendo que cuál se escoge, se convierte en un manjar para el paladar. 

Salamanca disfruta y aprende de setas. Todo gracias a la Sociedad Micológica de la ciudad que ha celebrado la vigésimo sexta edición de sus jornadas micológicas que ha finalizado con una exposición en pleno centro en la que han estado presentes muchas de las casi 1.000 variedades de setas que se pueden encontrar en nuestros montes y bosques, muchas de ellas recogidas esta misma semana.  

 

Una propuesta que ha llamado la atención de miles de salmantinos que mesa por mesa han ido repasando los ejemplares, interesándose por distintos aspectos que miembros de la Sociedad les han ido aclarando y es que recoger setas es una afición que muchas personas comparten, aunque por desgracia, no todos tienen el conocimiento necesario para estar libres de riesgo. En cada mesa, las setas están clasificadas con su nombre científico y características, especificando su toxicidad si la tuviera.

 

Además junto a la exposición se han colocado varios carteles con la foto de distintas especies y también una serie de recomendaciones a la hora de ir a coger setas y, de igual forma, a la hora de saber cuál se puede o no comer y qué hacer en caso de ingesta de un ejemplar tóxico.

 

Y es que, cuidado, porque la diferencia entre una de estas inocentes setas comestibles con una tóxica puede ser ínfima. Por eso, admirarlas las podemos admirar todos pero ir a cogerlas debe estar al alcance de los que realmente saben.