Salamanca alcanzĂł 40,9 grados entre el 9 y el 10 de agosto, valor mĂĄs alto desde el aĂąo 1945

El aĂąo hidrolĂłgico en Castilla y LeĂłn se cierra con un balance de "muy seco" con un verano con uin 5o0% menos de lluvias

El aĂąo hidrolĂłgico finalizarĂĄ "muy seco" en Castilla y LeĂłn tras un verano "cĂĄlido", en el que la temperatura media ha sido de 20,5 grados --uno por encima de la media de los Ăşltimos aĂąos--, en el que las precipitaciones no han llegado ni al 50 por ciento de lo esperado.

Así se ha puesto de manifiesto durante la rueda de prensa de balance hídrico y climatológico del verano que han ofrecido este viernes el subdelegado del Gobierno, JosÊ Antonio Martínez Bermejo; el delegado territorial de la Agencia Estatal de Meteorología en Castilla y León (Aemet), JosÊ Pablo Ortiz de Galisteo, y el jefe del Grupo de Predicción y Vigilancia, Juan Pablo Álvarez.

En este marco, MartĂ­nez Bermejo ha mostrado la preocupaciĂłn que hay sobre si lloverĂĄ o no tras un periodo seco, con lluvias insuficientes, por lo que considera que, "respetando la vendimia" y algunas fiestas locales que aĂşn quedan, "lo mejor que podrĂ­a ocurrir es que lloviera", ya que las precipitaciones afectan "de manera importantĂ­sima" a la economĂ­a.

La segunda ola de calor, los dĂ­as 9 y 10 de agosto, fue el episodio mĂĄs caluroso del verano, con mĂĄs de 40 grados en muchos puntos de Castilla y LeĂłn, sobre todo en el sur del Sistema Central, con temperaturas de hasta 43 grados en el Valle del TiĂŠtar, mientras que en Salamanca se llegĂł a los 40,9 grados, valor mĂĄs alto desde que se tienen registros en 1945, y se rozaron o superaron ligeramente los 40 grados en numerosos puntos del sur y este de la Comunidad.

El segundo episodio de ola de calor en el mes de agosto se produjo entre los dĂ­as 17 y 22 y fue mĂĄs largo y con valores mĂĄs altos de media debido a las temperaturas nocturnas.

Trimestre muy seco
La estaciĂłn de verano ha sido un trimestre muy seco, que en promedio no llega al 50 por ciento de lo esperado, ya que se han recogido 37 litros por metro cuadrado frente a los 80 habituales, lo que hace que sea el cuarto valor mĂĄs bajo desde 1971. Por meses, junio fue muy seco, seguido de un julio irregular con precipitaciones de carĂĄcter convectivo y un agosto seco. En el caso del conjunto del paĂ­s, ha sido el segundo verano mĂĄs seco desde los aĂąos 60.

En el mes de junio las precipitaciones fueron escasas y no superaron los cinco litros por metro cuadrado en gran parte de las provincias de Ávila y Salamanca. De manera general el mes fue muy seco en casi todos los observatorios principales, excepto Ávila, donde fue "extremadamente seco" y sólo se recogieron en todo el mes 0,7 litros por metro cuadrado, el valor mås bajo desde 1941.

En julio las precipitaciones estuvieron irregularmente repartidas, de manera que entre observatorios principales el mes fue seco en Burgos, León, Ponferrada, Salamanca y Segovia, normal en Valladolid y húmedo en Ávila, Soria y Zamora. El delegado de la Aemet ha destacado las tormentas que se produjeron entre los días 25 y 27 de agosto, cuando se registraron 3.000 rayos diarios.