Salamanca agrupa el 6,9% del volumen de ventas al exterior, la sexta de Castilla y León

En lo que se refiere a las importanciones, la provincia acumula el 4,9% del total de la Comunidad.

El valor de las exportaciones en Castilla y León alcanzaron en 2013 los 12,54 millones de euros lo que presenta un incremento del 5,6 por ciento respecto al  mismo periodo del año anterior, al pasar de 11.877,5 millones a 12.541,5 millones, mientras que las importaciones bajaron un 1,2 por ciento, desde los 10.877,6 a 10.742,6 millones de euros, según los datos facilitados este viernes por la Consejería de Hacienda.

  

Según estos datos, recogidos por Europa Press, se produjo un superávit comercial entre las exportaciones y las importaciones de 1.799 millones de euros, frente a los 999 millones de superávit conseguido en 2012.

  

Asimismo, además del crecimiento en el superávit la tasa de cobertura también experimentó  un crecimiento el pasado año al pasar del 109,2 al 116,7 por ciento.

  

En el caso de las exportaciones en 2013 destacó el peso de la venta de material de transporte, ya que supuso el 35,1 por ciento del total exportado, por un importe de 4.401 millones, , tras lo que se encuentran las máquinas y material eléctrico, con un 22,5 por ciento de las exportaciones totales.

  

También en las importaciones el material de transporte es quien tiene más peso, con un 40,1 por ciento del total de las compras, seguido del material eléctrico, con un 15 por ciento del total.

  

Los sectores donde más crecieron las importaciones el pasado año en la Comunidad son el material de transporte, con un aumento del 15,5 por ciento, seguido de pastas de madera y otras materias de celulosa, con un 13 por ciento, mientras que bajaron las ventas al exterior de productos de las industrias químicas y conexas, con una caída del 14,2 por ciento, y los metales, con un -7,8 por ciento.

 

En el caso de las importaciones, los mayores crecimientos se dieron en máquinas y material eléctrico, con un aumento de las compras del 11,9 por ciento, seguida de pastas de madera y otras materias de celulosa (11,5 por ciento más), mientras que descendió  un 26,2 por ciento la adquisición de productos de industrias químicas y conexas y un 13 por ciento de productos del reino vegetal.

  

Valladolid, Burgos y Palencia son las tres provincias que registraron el mayor volumen de ventas al exterior a lo largo del pasado año, con un 39,4, 25 y 13 por ciento, mientras que Ávila representa el 0,9 por ciento; León el 9,4 por ciento; Salamanca el 6,9 por ciento; Segovia el 2 por ciento; Soria el 2,2 por ciento y Zamora el 1,2 por ciento.

  

También Valladolid y Burgos acumulan el mayor porcentaje de importaciones, con un 61,6 y un 21,9 por ciento, respectivamente, mientras que el peso de las compras en la provincia de Ávila representa el 0,8 por ciento; el 3,4 por ciento en León; el 3,1 por ciento en Palencia; el 4,9 por ciento en Salamanca; el 1,5 por ciento en Segovia; el 1,9 en Soria y en 0,9 en Zamora.

  

Por otro lado, Ávila fue la provincia donde más crecieron las exportaciones el pasado año, un 33,4 por ciento, seguida de Valladolid, con un aumento del 31,3 por ciento y de Salamanca, con un 18,7 por ciento más de ventas al exterior.

  

A lo largo del pasado año los países con los que las empresas de la Comunidad mantuvieron relaciones comerciales son Francia, que lidera la clasificaciones de las exportaciones, con el 27,4 por ciento del total,  mientras que también el país vecino encabeza la procedencia de las compras de la Comunidad, con el 39,8 por ciento.

  

Por detrás de Francia se sitúan, en la exportación, Alemania, con el 9,8 por ciento, y Portugal, con el 8 por ciento, mientras que en el caso de las importaciones se colocaría en segunda posición Alemania (12,8 por ciento del total) y en tercera posición Italia (7,2 por ciento).

  

En España, el diciembre de 2013, en comparación con el mismo periodo de 2012, las exportaciones aumentaron un 2,8 por ciento y las importaciones un 5,2 por ciento pero acumula un déficit comercial de 1.830 millones de euros y una tasa de cobertura del 90,9 por ciento.