Salamanca aglutina el 12% de las solicitudes de las ayudas de la PAC

Los agricultores y ganaderos de la comunidad percibirán más de 1.000 millones de euros
La consejera de Agricultura y Ganadería de Castilla y león, Silvia Clemente, ha manifestado que su departamento ha tramitado más de 94.200 solicitudes de ayudas de la Política Agrícola Comunitaria (PAC), una cifra similar a la del pasado año, y que la Comunidad percibirá a través de estas subvenciones más de 1.000 millones de euros en 2012.

Por provincias, lidera el número de solicitudes de pago Zamora, con 13.754 (el 14,6 por ciento), seguida de León, con 13.191 (el 14 por ciento); Burgos, con 12.015 (el 12,7 por ciento); Salamanca, con 11.788 (el 12,5 por ciento); Valladolid, con 10.662 (el 11,3 por ciento); Ávila, con 10.468 (el 11,1 por ciento); Segovia, con 9.137 (el 9,7 por ciento); Palencia, con 7.836 (el 8,3 por ciento), y finalmente Soria, con 5.403 (el 5,7 por ciento).

El plazo de petición de estas ayudas se cerró el 30 de abril y las solicitudes se someterán a revisión a lo largo del mes de mayo, por lo que los datos son provisionales, según ha precisado Clemente durante la inauguración en Segovia del I Congreso Provincial de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA).

De acuerdo con los primeros datos, la consejera ha señalado que se prevén algunos cambios en la superficie declarada. Así, se espera un incremento de un uno por ciento de la superficie de cereales de invierno, hasta alcanzar casi dos millones de hectáreas, y se mantienen perspectivas "muy positivas" gracias a las lluvias, que según Clemente han permitido recuperar las expectativas de tener una cosecha en torno a la media regional de seis millones de toneladas.

En este sentido, y puesto que la Comunidad registra el 40 por ciento de la producción nacional de cereal, ha barajado incluso un incremento de la participación de Castilla y León a la vista de los pronósticos para España, que auguran una caída del 30 por ciento.

Según el balance provisional, se prevé asimismo un aumento del 17 por ciento en la superficie de oleaginosas (colza y girasol), que en su conjunto podrían superar las 323.134 hectáreas. Por el contrario, se deduce un descenso en la destinada a cultivos de regadío con altos requerimientos en disponibilidad de agua (maíz, remolacha y patata).

Silvia Clemente ha subrayado en declaraciones recogidas por Europa Press que las declaraciones efectuadas por los agricultores y ganaderos han respondido a decisiones adoptadas con criterios de búsqueda de rentabilidad de las explotaciones y que éstas no están ligadas al modelo de aplicación de las ayudas.

A partir de este momento, los agricultores y ganaderos disponen de todo el mes de mayo para revisar los datos declarados en su solicitud y efectuar las modificaciones que consideren necesarias en sus planes de cultivos, especialmente aquellas relacionadas con las siembras de los cultivos de verano.

Posteriormente la Junta desarrollará todos los procesos de control administrativo y verificaciones, con el objeto de poder determinar las superficies admisibles para la percepción de las ayudas y cumplir con el calendario de pagos que de forma oficial se inicia el 1 de diciembre.

La Consejería ha reiterado su disposición a anticipar los pagos en las fechas y condiciones que finalmente determine la Comisión Europea.