Salamanca abre de par en par las puertas de su casa a la infancia saharaui

Foto de los niños acogidos y sus familias en el Ayuntamiento de Salamanca
Ver album

Una treintena de niños saharauis, procedentes del campo de refugiados de Tinduf, pasan el verano en la ciudad gracias al programa 'Vacaciones en Paz'.

Una treintena de niños procedentes de los campos de refugiados de Tinduf, en Argelia, han visitado el Ayuntamiento de Salamanca, donde han sido recibido por los representantes institucionales. Se trata de niños con edades comprendidas entre los 9 y los 13 años que pasarán el verano en la ciudad de Salamanca gracias al trabajo de la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui.

 

El Consistorio salmantino facilita, a través del programa “Vacaciones en Paz”, que cada año vengan a la ciudad de Salamanca niños que son acogidos por familias salmantinas. Es un programa ya consolidado, con 18 años de vida.

 

Cabe recordar que los niños se alojan con familias que, previamente, habían mostrado su interés en acoger temporalmente a niños saharauis para promover su bienestar físico y psicológico.

 

La ciudad aporta en esta edición 15.000 euros, cantidad que se destina a sufragar los gastos de los traslados en avión hasta el aeropuerto, el autobús, el seguro y los visados de los pasaportes.

 

Las familias de acogida -que se inscriben voluntariamente y no reciben ninguna subvenció-, se comprometen a cuidarlos y a prestarles las necesidades básicas y atención médica.

 

Durante la estancia en Salamanca, la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui organiza encuentros entre los menores y las familias. De este modo, se propician jornadas de intercambio de experiencias y reuniones de los pequeños.

 

La Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui de Salamanca es una organización sin ánimo de lucro que tiene como objetivos: la organización de la acogida temporal, en nuestra ciudad, de niños y niñas procedentes de los campos de refugiados de Tinduf (Argelia), al objeto de mejorar su salud, tanto física como psicológica; fomentar el conocimiento de los dos pueblos desarrollando los lazos históricos que nos unen; y promover proyectos de ayuda humanitaria y cooperación al desarrollo.

A lo largo del año organizan campañas de sensibilización sobre la situación del pueblo Saharaui; proyectos de ayuda humanitaria y cooperación al desarrollo.