Salamanca 'abandona' la primavera y las temperaturas alcanzan los 30 grados

El viernes y el sábado, los termómetros alcanzarán niveles de la época estival
Reza el dicho popular que la primavera la sangre altera, y no le falta razón. Pero también el tiempo se vuelve loco en esta época del año con grandes oscilaciones de temperaruras entre jornadas consecutivas, pasando del frío más absoluto al calor más agobiante. Y ahora toca el calor.

De hecho, en jornadas venideras, capital y provincia alcanzarán los 30 grados de máxima dejando de lado las bajas temperaturas y las lluvias, al menos por el momento. Así, en la jornada del martes, los termómetros ascendieron hasta los 21 grados de máxima con 13 de mínima, mientras que de cara al miércoles los cielos seguirán despejados con temperaturas que oscilarán entre los 12 y los 25 grados.

Ya el jueves sigue el calor instaladado en Salamanca, con unos niveles que alcanzarán los 13 grados de mínima y los 29 de máxima, para encarar la jornada previa al fin de semana, el viernes, con una máxima de hasta 30 grados, situación de lo más veraniega.

Por último, el sábado las temperaturas seguirán en niveles similares con 17 de mínima y 30 de máxima, para comenzar un descenso muy moderado de cara al último día de la semana con una ausencia total de precipitaciones en estos días.